Revista Mía

Las frutas y verduras que no deberías pelar

¿Le quitas la piel a la berenjena o a la manzana? Pues te estás perdiendo muchas de sus propiedades nutricionales. Te contamos cuáles son las frutas y verduras que no deberías pelar precisamente por este motivo.

Frutas y verduras no pueden faltar en una dieta equilibrada. Según la Organización Mundial de la Salud, han de consumirse al menos 400 gramos al día de este tipo de alimentos para garantizar al organismo el correcto aporte de minerales, vitaminas y fibra. De este modo se previene el desarrollo de ciertas enfermedades como diabetes, obesidad o enfermedades del corazón.
Llevas toda la vida comiendo mal la fruta y verdura, y es que se ha demostrado que algunas de ellas son mucho más beneficiosas para la salud si las consumimos sin pelar. Buena parte de los minerales y vitaminas de frutas y verduras se encuentran en la cáscara, por lo que quitarles la piel supone desaprovechar todo lo que tienen que ofrecernos. De hecho, es precisamente en esta parte de la fruta donde muchas de ellas presentan la mayor concentración de fibra. ¿Sabías que hasta el 31% de la cantidad total de este nutriente en una verdura se puede encontrar en su piel? La fibra es muy importante a la hora de adelgazar (aumenta nuestra sensación de saciedad), pero también para asegurarnos un buen funcionamiento del sistema digestivo.
Según los estudios, el contenido en antioxidantes pueden ser hasta 328 veces más altos en las cáscaras de la fruta que en la pulpa. Los antioxidantes son fundamentales en la prevención de ciertas enfermedades relacionadas con la presencia de radicales libres en el cuerpo, que a su vez pueden causar estrés oxidativo, dañando así las células provocando una enfermedad.
Algunas frutas y verduras que consumimos habitualmente necesitan ser peladas antes por razones obvias (por ejemplo, la piña o el plátano). Sin embargo, otras pueden ser muy beneficiosas para el organismo si las consumimos tal cual, como la manzana, cuya piel es una bomba de vitamina C, la pera gracias a la pectina o incluso la mandarina. Este último caso es especialmente llamativo porque nunca nos habríamos imaginado que su piel podría consumirse, pero lo cierto es que es muy saludable y podemos añadirla a zumos o batidos. Te contamos qué otras frutas y verduras no deberías pelar si quieres aprovecharlas al máximo, ¡toma nota!
tracking