El mercado de La Buena Vida se traslada al Rastro

El mercado ecológico decano de la capital se ha trasladado y, desde el pasado día 10 de enero, se celebrará todos los domingos de 10h a 16h en el Rastro.

El mercado de La Buena Vida cambia de localización y de formato. Después de tres años en el Barrio de las Letras, se traslada al barrio de Lavapiés y ahora se celebra, en lugar de una vez al mes, todos los domingos en el mismo horario que el Rastro.

Una alimentación ecológica

Con esta iniciativa los organizadores quieren ofrecer a los vecinos y a todos los visitantes del Rastro una oferta de agricultura ecológica y productos artesanos que cubra sus necesidades del día a día y promover el consumo de proximidad. 

 

Como explica Carla Rozas, promotora del mercado "en toda Europa y en muchos lugares de España se celebran mercados locales, de barrio, donde la gente acude a comprar directamente al productor. En el centro de Madrid no se cubría esta demanda y eso es lo que queremos hacer ahora con La Buena Vida".

 

Desde el pasado domingo, 10 de enero, La Buena Vida se celebrará desde las 10h hasta las 16h de cada domingo en un solar municipal situado en la C/ Embajadores, 18. El mercado se enmarca en una iniciativa más amplia que está recuperando solares del distrito Centro de la capital para el uso vecinal y ciudadano.

 

Comprar, aprender y divertirse

Como es habitual, las personas que se acerquen al mercado van a encontrar una amplia oferta de productos: frutas y verduras ecológicas, cerveza artesana, queso y pan artesano y con denominación de origen, licores, conservas de pescado sostenible y dulces, entre otros. Serán más de 30 los productores que semanalmente acudan al mercado para ofrecer sus elaboraciones directamente al consumidor. 

 

De todas formas, entre los objetivos de La Buena Vida están los de aumentar el número de productos y diversidad de ingredientes, montar todas las semanas más actividades, cursos, talleres, catas y planes gratuitos para niños y mayores, y seguir siendo un buen lugar para compartir un café, una rica cerveza o unas tapas.

Continúa leyendo