Las Barrancas de Burujón, un Cañón del Colorado en Toledo

En el término municipal de Burujón, se encuentra uno de los parajes naturales más bellos, impactantes y sorprendentes, las Barrancas de Burujón.

En el término municipal de Burujón, localidad toledana situada a unos 30 km de la capital imperial, se encuentra uno de los parajes naturales más bellos, impactantes y sorprendentes de la provincia, las Barrancas de Burujón.

 

Las Barrancas de Burujón son unos espectaculares cortados arcillosos que han sido formados por la erosión del viento y las aguas del Tajo sobre sedimentos de hace 25 millones de años. Su orografía y su estética hace recordar a un “pequeño” Cañón del Colorado, quizá sea este el motivo por el que más de una vez ha sido el escenario de anuncios televisivos de grandes marcas.

La extensión de estas cárcavas arcillosas de color rojizo es de aproximadamente un kilómetro de longitud y alcanzan más de un centenar de metros de altura en algunos puntos, concretamente en su pico más alto, que es conocido como el “Pico del Cambrón”. Además, en el interior de Las Barrancas se encuentra el Embalse de Castrejón, que confiere una belleza aún mayor a este paraje y lo convierte en refugio de numerosas especies de aves.

 

La riqueza de este enclave privilegiado la podemos apreciar a través de la “Senda Ecológica de las Barrancas”, que cuenta con varios miradores desde los cuales se pueden contemplar estos espectaculares cortados, además de su flora y fauna.

 

Aparte de una flora muy singular con dos tipos de vegetación, riparia y mediterránea, lo más llamativo de Las Barrancas hace referencia a su fauna y a la gran cantidad de aves que podemos encontrar en su entorno: Cigüeñas, ánades, patos, garzas, martinetes, cormoranes... Pero además, al predominar en su entorno el monte mediterráneo, el paraje natural de Las Barrancas sirve de hábitat para numerosas especies de aves amenazadas, tales como el halcón peregrino, águila imperial ibérica, el águila perdicera, aguilucho lagunero, búho real, lechuza común, cernícalo vulgar, buitre negro…

Todos estos factores contribuyen a que Las Barrancas de Burujón sean uno de los rincones más hermosos de la provincia de Toledo. Aunque, a la vez, es uno de los parajes más desconocidos, ya que durante mucho tiempo su ubicación ha pasado inadvertida para la mayoría de los visitantes, debido principalmente a lo inesperado que resulta encontrar este maravilloso e impresionante lugar al final de una pista que se adentra entre tierras de labor.

 

Para acceder a Las Barrancas es necesario tomar una pista de tierra que se encuentra en el punto kilométrico 26 de la CM-4000, la carretera que va desde Toledo hacia Talavera de la Reina pasando por la Puebla de Montalbán. En concreto, viniendo desde Toledo, encontraremos la pista a mano izquierda, solo unos metros antes del cruce de Burujón. Una vez localizada la pista, los paneles informativos situados a lo largo de senda ecológica de Las Barrancas nos conducirán hasta este paraje natural de singular belleza.

 

Continúa leyendo