Revista Mía

8 formas diferentes de cocinar los pimientos

Si eres un amante de las verduras, sabrás que los pimientos son imprescindibles para casi cualquier receta.

Fritos, en una brocheta con otros ingredientes o incluso crudos. ¿A quién no le gustan los pimientos? Hay muchas variedades y, además, puedes incluirlos en casi cualquier receta que se te ocurra. Los pimientos son un básico de nuestra dieta, pero a veces no sabemos cómo sacarles el suficiente partido. En este artículo os contamos ocho formas diferentes de cocinarlos para que no se queden guardados en tu nevera. ¡Toma nota!
Si eres un amante de las verduras, sabrás que esta hortaliza admite muchas elaboraciones. Desde los tradicionales pimientos rellenos hasta la novedosa crema de pimientos rojos, pasando por la popular brocheta de verduras. En definitiva, no hay receta que se le resista al pimiento, y es por ello que existen numerosas técnicas para elaborarlo.
Si prefieres ahorrarte algunas calorías, lo mejor es cocinarlo a la plancha o al horno. ¿Has probado la receta de pimientos rojos asados? Están riquísimos y, además, son idóneos para una dieta equilibrada y variada. Puedes probar la ensalada de pimientos asados con aceite de oliva, atún y huevo duro. Otra opción es comerlo crudo en una ensalada de pimientos verdes, rojos y amarillos, tomate, cebolleta, ajo, vinagre y aceite de oliva. Sin duda, esta es una de las alternativas más saludables.
Otra receta muy sencilla y ligera es el gazpacho andaluz. El protagonista de esta sopa fría es el tomate, aunque el pimiento verde también es uno de los ingredientes fundamentales. Prueba a añadirle más pimientos la próxima vez que lo prepares o elabora un gazpacho con tomate, cebolla y pimientos rojos.
Si las verduras no son tu fuerte, también puedes probar a mezclarlos con otros ingredientes para camuflar el sabor. Los pimientos rellenos son muy fáciles de elaborar y puedes utilizar tanto carne como pescado para el relleno, por lo que estarás preparando un plato muy nutritivo y saludable. Para el relleno puedes utilizar bacalao, atún, merluza, ternera o pollo entre un sinfín de ingredientes. ¡Prueba con alimentos que tengas por casa!
En definitiva, solo debes encontrar la receta que más se adapte a tus gustos. Si quieres conocer ocho formas diferentes de cocinarlos, échale un vistazo a la siguiente galería.
tracking