Revista Mía

Quiche de espinacas, queso feta y tomate cherry

Si te gusta la comida meditérranea, este quiche de espinacas, queso de cabra y tomate cherry te encantará. Además es tremendamente sencillo de preparar y queda muy vistoso.

Hay veces en las que apetece una comida diferente pero igualmente saludable, para estas ocasiones un quiche es la receta idónea. Una tarta salada de masa brisa rellena de una mezcla de nata líquida, huevo batido y otros ingredientes como carnes y verduras. Si quieres una comida más completa, sólo tendrás que acompañar tu quiche de una buena ensalada.
Esta tarta tan replicada tiene su origen en Francia, cuya versión más conocida es el quiche lorraine, una receta que lleva como relleno una mezcla de bacon, nata, huevos y en ocasiones queso e incluso hierbas aromáticas. Este tipo de tartas saladas son perfectas para cenas fáciles y rápidas ya que no tienen complicación alguna, son deliciosas, y además se preparan en poco tiempo. Además podrás adaptar la receta al gusto de todos tus comensales ya que los quiches admiten todo tipo de rellenos y siempre quedan buenísimos. Nos atreveríamos a decirte que quedará buena con casi cualquiera de los ingredientes que tengas disponibles en tu nevera.
En caso de que tengas tiempo y ganas de cocinar, no dejes de preparar la masa casera, se notará la diferencia en el resultado final. ¿Cómo hacerla? Es de lo más sencillo, sólo necesitarás mezclar harina, mantequilla y agua, eso sí, es importante respetar las cantidades para que la masa te quede perfecta.  Para preparar una quiche para unos 4 comensales necesitarás 175 g de harina, 100 g de mantequilla y 4 cucharadas de agua, así como una pizca de sal. Luego sólo tendrás que amasar la masa y dejarla reposar unos 30 minutos en la nevera antes de estirarla sobre el molde en el que vayas a preparar el quiche.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 10 min
  • Tiempo de cocción 30 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta baja en grasas
  • Precio -

Ingredientes

  • 1 lámina de pasta brisa
  • 12 tomates cherry
  • 250 g de espinacas
  • 100 g de queso feta
  • 4 huevos
  • 2 vasos de leche
  • ½ cucharadita de orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • 1 puñado de garbanzos

Preparación

Precalienta el horno a 180ºC

Lava y escurre las espinacas

Calienta una sartén con un hilo de aceite de oliva

Cuando esté bien caliente, agrega las espinacas a la sartén, y saltéalas unos minutos hasta que se cocinen

Sazónalas al gusto, retíralas de la sartén y reserva

Lava y seca los tomates cherry y córtalos a la mitad con ayuda de un cuchillo de sierra pequeño

Saltea los tomates en la misma sartén que las espinacas con 1 cucharada de aceite de oliva un par de minutos

Retíralos del fuego y reserva

Extiende la masa brisa sobre un molde bajo para tartas hasta que el molde quede forrado por completo

Pincha el fondo con un tenedor y rellena el molde con un puñado de garbanzos

Hornea la base del quiche 10 minutos

Pasado el tiempo saca la base del horno y retira los garbanzos

Sube la temperatura del horno a 200ºC

Bate los huevos y la nata, agrega las espinacas y los tomates cherry y remueve hasta que todos los ingredientes queden bien integrados

Sazona al gusto y escurre bien el queso

Vierte la mezcla en el molde y coloca unos taquitos de queso feta

Hornea el quiche 40 minutos

Pasado el tiempo, retira el quiche del horno, deja que se temple 5 minutos y sírvelo recién hecho

Puedes acompañar el quiche de una ensalada completa

tracking