Revista Mía

Cómo hacer cebolla caramelizada sin azúcar añadido en el microondas

Ana Valverde nos ha enseñado este consejo genial para acelerar el cocinado y conseguir en apenas veinte minutos una cebolla caramelizada top. 

La cebolla caramelizada es un complemento, una guarnición, que va de maravilla en numerosas preparaciones. Sobre todo en tostas y canapés en los que la combines con un queso fundente como el brie, unas hierbas aromáticas o alguna salsa como la mostaza. Lo “malo” es que se tarda mucho tiempo en preparar porque requiere que se cocine a fuego muy bajo. Pero, ¿y si te decimos que puedes ahorrar mucho tiempo haciéndola en el microondas?
En origen, la receta de cebolla caramelizada consiste en picar muy bien en juliana cebolla de la variedad dulce. Se pocha muy lenta, a fuego bajísimo, durante muchos minutos. Por lo menos, alrededor de una media hora, y después hay que dejarla al fuego todavía más tiempo, tanto si la agregas azúcar como si prefieres que no la lleve. En este último caso, al no tener nada como el azúcar que acelere el proceso, tardará más en coger ese tono dorado, color caramelo, tan característico de la cebolla caramelizada.
Este color, por si no lo sabes, se debe a la reacción de Maillard, que es ese conjunto de reacciones químicas que se producen entre las proteínas y los azúcares presentes de manera natural en los alimentos cuando se someten a altas temperaturas. La cebolla contiene azúcar en su composición, de ahí que se pueda caramelizar sin añadir azúcar industrial. La cuestión es, como decíamos antes, que todavía tardarás más tiempo en hacerla. Por eso, mucha gente prefiere no cocinarla.
Sin embargo, hemos “fichado” y comprobado un truco muy apañado para conseguir un resultado notable en una cebolla caramelizada hecha exprés. La clave es someter a la verdura, picada igualmente en juliana, a temperaturas altas en el microondas durante diez minutos con el objetivo de ahorrar toda la primera parte del cocinado en sartén al fuego.

El consejo es de Ana Valverde, que mete la cebolla picada en un táper apto para microondas, táper al que coloca papel film por encima. Cuando transcurren los diez minutos, continúa el cocinado ya sí al estilo tradicional, en la sartén, con una gota de aceite de oliva virgen extra, a fuego muy suave para que caramelice mejor.
Esta segunda parte del cocinado tampoco tarda mucho, alrededor de diez minutos más. Lo único que tienes que hacer es controlar bien esa temperatura del fuego, que se mantenga muy suave, y remover de vez en cuando la cebolla para que no pegue al fondo de la sartén ni se queme. También la puedes tapar en los ratos largos en los que no la muevas.
5f46cdc95cafe8b1edc9267e

Cebolla caramelizada

De esta manera, en apenas veinte minutos de cocinado más lo que tardes en picar las tres cebollas dulces (dependiendo la cantidad que necesites), puedes tener una cebolla caramelizada muy rica. Sin azúcar añadido y sin tirarte tanto tiempo en la cocina para hacerla porque en diez minutos de microondas ya habrás conseguido acelerar las reacciones que estás buscando para cocinar cebolla caramelizada.
Solo tienes que hacerte con un buen queso y rematar con hierbas al gusto esas tostas con las que conquistar a tus invitados.
tracking