Revista Mía

13 ideas deliciosas para incluir los mejillones en tu dieta

Los mejillones son idóneos como entrante o aperitivo, aunque también pueden cocinarse en numerosas recetas. Estas son las mejores.

Si consumes mejillones únicamente en fechas especiales, como la Navidad, debo decirte que estás muy equivocado. Estos moluscos son idóneos como entrante o aperitivo, aunque también pueden cocinarse en numerosas recetas. Además, los mejillones destacan por su aporte de proteínas así como por ser una fuente de hierro, fósforo y yodo. Si quieres incorporar este marisco tan saludable en tu dieta, no te pierdas la siguiente galería. ¡Seguro que te encantan estas increíbles recetas!
Si eres un amante de la cocina italiana, tienes que probar los espaguetis con mejillones. A esta receta se le puede añadir tomatitos cherry, anchoas o alcaparras. ¡Para chuparse los dedos! Otra receta puramente italiana la pizza a la marinera con mejillones. Para elaborarla necesitarás atún, mejillones cocidos, langostinos cocidos, queso mozzarella, cebolla, orégano y salsa de tomate. También puedes añadirle otros ingredientes que sean de tu agrado.
Por otro lado, si los que buscas es una receta ligera debes comerlos al vapor. Si los mejillones son frescos y de calidad no necesitan prácticamente aderezo, como mucho unas gotas de limón y un toque de pimienta. Además, es la forma más saludable de consumirlos, ya que no lleva demasiados ingredientes. Eso sí, para que queden perfectos tendrás que limpiar muy bien los mejillones y tener cuidado con la cocción.
También puedes elaborar una ensalada de tomates y mejillones. Esta receta es muy poco calórica y admite tanto mejillones frescos como en escabeche. Aunque, como siempre decimos, es mejor utilizar ingredientes frescos y de calidad. Para preparar esta ensalada necesitarás mejillones, pimientos verdes y rojos, cebolla morada, pepinillos, zanahoria, tomate, perejil, aceite de oliva, sal, limón y pimienta.
Otra receta muy original son las croquetas de mejillones. Imagina la textura crujiente de una croqueta con el sabor increíble de este marisco. ¡Sin duda debes probarlo! Además, se trata de una receta estupenda tanto para ocasiones especiales como para diario. Para preparar este bocado perfecto necesitarás leche, harina de trigo, mantequilla, mejillones (solo la carne), cebolla, sal, huevo, pan rallado y aceite de oliva. Además, como las croquetas admiten muchas combinaciones puedes añadirle los ingredientes que más te gusten.
Si quieres más ideas para incluir los mejillones en tu dieta, toma nota de estas recetas.
tracking