Revista Mía

Arándanos, Pera, nueces, concentrado de manzana y Chía

Este es un postre sencillísimo de hacer y donde no hay cocción ni se aplica temperatura. Además, es delicioso.

Esta receta es básicamente el resultado de juntar elementos que casan entre sí, y de la acción de las semillas de chía, que, al contacto con un medio líquido, reaccionan con este, soltando un mucilago, que hace que espese de alguna manera la preparación, aunque en realidad, es que las semillas se rehidratan y ese mucilago es el que hace que espese ligeramente la preparación.
He seleccionado esta receta, además de por su facilidad para realizarla, porque así, podréis probar el concentrado de manzana, mencionado en el postre de la Mamia (Cuajada), si no lo habéis probado ya.

Acabado:

Verter unas cucharadas de concentrado de manzana y chia en 4 cuencos. Repartir los arandanos y los pedazos de pera en ellos. Terminar colocando las nueces peladas, en trozos no muy pequeños.
Nota: Las cantidades son orientativas, por eso en algunos casos no aparecen.
Haz tu postre de frutas a tu gusto, y recuerda: Si es ecológico, te sentará mejor!
¡ A disfrutar!

Ficha 

  • Tiempo de preparación 5 min
  • Tiempo de cocción 5 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 400 ml de zumo de manzana concentrado
  • 100 grs de arándanos
  • 1 pera
  • Chía
  • Nueces

Preparación

Agregar unas cucharadas de chia (al gusto) al zumo de manzana

Lo ideal es hacerlo dentro de una botella de boca ancha, ya que, al cerrar el tapón, podemos agitarla y facilitar la acción espesante de la chia

También podemos verter el concentrado de manzana en un bowl, y agregar las semillas de chía al gusto

Removiendo de vez en cuando, veremos la transformación en unos minutos

Lavar los arándanos y la pera

Pelar esta última y cortar en dados de un cm, más o menos

Pelar las nueces y reservar hasta su uso

tracking