Revista Mía

Patatas hasselback con queso y beicon

Prepara una guarnición de escándalo, unas patatas hasselback que llamarán la atención de todos tus invitados

Típicas de la cocina sueca, las patatas hasselback son toda una delicia que además no pueden quedar mejor en una mesa festiva por su fabulosa presentación en forma de acordeón.
Eso sumado a que puedes rellenarlas con tus ingredientes favoritos, hacen de las patatas hasselback la guarnición perfecta para cualquier plato de carne o pescado, o incluso para disfrutarlas solas.
Sólo tendrás que prestar especial atención al corte de las patatas, en rodajitas finas y sin llegar hasta el final, pues es ahí donde realmente se hace la diferencia en esta receta tan especial.
Y es que las patatas son siempre una guarnición de lo más acertada, y un ingrediente tan versátil, que podrás prepararlas como más te gusten y el resultado siempre será bueno.
Te encantarán estas patatas a la carbonara que se sirven gratinadas al horno y que podrás servir como plato principal para un almuerzo familiar. 
¿En busca de una cena sencilla, sabrosa y muy fácil? Tenemos la receta perfecta: Estas patatas rellenas de setas a las que ningún comensal podrá resistirse.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 5 min
  • Tiempo de cocción 1 hora
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 8 patatas

    8 lonchas de beicon

    100 gramos de queso cheddar

    Hierbas aromáticas

    Pimienta en grano

    Sal

    Aceite de oliva

Elaboración

Patatas hasselback con queso y beicon

Patatas hasselback con queso y beicon

Elaboración

Lava y seca las patatas para cortarlas en rodajitas finas sin llegar al final, de modo que queden unidas formando una especie de acordeón. Sazona las patatas al gusto con sal y pimienta, y corta a la mitad las lonchas de beicon. Precalienta el horno a 180ºC.

Intercala entre las rodajas de patatas lonchas de beicon y cheddar, y espolvorea las patatas con las hierbas aromáticas.

Forra la placa del horno con papel sulfurizado, coloca encima las patatas, y rocíalas con unas gotas de aceite de oliva antes de hornearlas 50 minutos.

tracking