Dieta de las 1200 calorías: consejos y aspectos que debes conocer

La dieta de las 1200 calorías tiene un claro objetivo: bajar de peso. Te contamos en qué consiste y cuáles son sus limitaciones, así como te recomendamos contar con la opinión de un experto antes de embarcarte en una dieta.

Antes de comenzar cualquier dieta, es imprescindible informarse bien sobre qué consiste, saber si se adapta a nuestras necesidades y características… Por eso, es indispensable consultar a un experto para conocer el estado de nuestro organismo y qué tipo de dieta se ajusta más. Actuar desde el desconocimiento puede tener efectos nocivos para nuestra salud y es recomendable contar con la opinión de nutricionistas y dietistas. 

Y aunque dietas hay muchas, no todas valen para todas las personas, ya que hay que tener en cuenta la edad, el peso actual, el estilo de vida que llevamos… En lo que se refiere a la pérdida de peso, una de las dietas más conocidas es la dieta de las 1200 calorías.Se trata de una dieta hipocalórica utilizada para el tratamiento nutricional de algunos individuos que se encuentran con sobrepeso, favoreciendo la pérdida de peso de manera saludable. Se caracteriza porque se come en poca cantidad pero varias veces al día, con el objetivo de que la persona que la está siguiendo gaste más calorías de las que ingiere. Así, el cuerpo utiliza la grasa que se encuentra acumulada para generar energía. Por ejemplo, una mujer adulta (y con un estilo de vida sedentario) utiliza entre 1800 a 2000 calorías por día, por lo que al consumir 1200, se reducirán entre 600 a 800 calorías, ayudando a la pérdida de peso.

Precisamente con esta dieta, y al estar basada en restricciones calóricas, es muy importante hacerla acompañada de un especialista que realice una evaluación nutricional completa para calcular cuántas calorías debe consumir para bajar de peso, ya que entran muchos factores que deben ser considerados (por ejemplo, si esa persona realiza mucho deporte). Cabe destacar que otra de las características principales de la dieta de las 1200 calorías (y de la gran mayoría, en realidad) es la práctica de la actividad física. Se recomienda practicar algún deporte o ejercicio suave o moderado, sin llegar a una alta intensidad, ya que no hay que olvidar que estamos ingiriendo una cantidad de calorías inferior a la que suele emplear diariamente una persona en circunstancias normales. 

Y como ocurre con las dietas de pérdida de peso, no ha de prolongarse por largas temporadas ya que podría salirle caro a nuestro cuerpo, que podría sufrir algún déficit nutricional, pérdida de masa muscular, debilidad, cansancio excesivo, malestar general… El objetivo de una dieta siempre ha de ser mejorar nuestro estado de salud y si no respetamos unos límites conseguiremos el efecto contrario. De hecho, mal llevada puede provocar mareos, fatiga, sensación de debilidad, estreñimiento…

Al seguir esta dieta, es recomendable por ejemplo evitar el azúcar como edulcorante, así como cualquier tipo de bebida azucarada o zumo envasado (sustitúyelo por agua, café o infusiones). Puedes combinar el consumo de leche desnatada con otras leches vegetales, sustituir los cereales y harinas refinadas por otras integrales... Los rebozados y los fritos están vetados, así como también se recomienda reducir a la mínima expresión el consumo de cualquier tipo de alcohol. 

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo