Frutas y verduras crudas, la nueva dieta de moda

Llega una nueva dieta de moda, comer frutas, verduras y hortalizas de forma natural, y sin ningún tipo de cocinado. Estos son sus pros y sus contras.

Frutas y verduras crudas, la nueva dieta de moda

- Comer fruta y verdura nos hace más optimistas

Existen dietas de todos los colores y para todos los gustos, la mayoría se convierten en modas pasajeras, aunque otras perduran en el tiempo. Sea como sea, ahora le toca el turno a la dieta de las frutas y las verduras crudas, que propone adelgazar comiendo única y exclusivamente fruta, verduras y hortalizas sin cocinar. Excluye totalmente cualquier otro alimento.

Su procedencia es vegana y cada vez consigue más seguidores. Sus adeptos la definen como una forma de vida y de unión con la naturaleza, además afirman que es el secreto de la juventud y de la salud.

En qué consiste la dieta


La alimentación diaria de esta dieta se basa en beber líquidos como agua, zumos o smoothies (siempre naturales), y por otro lado, en comer frutas y verduras crudas, semillas y frutos secos. Nada de productos cocinados, ni, por supuesto, de origen animal.

La dieta aporta un alto consumo de antioxidantes que ayuda a retrasar el envejecimiento, por eso dicen que es el secreto de la juventud. Gracias a la gran cantidad de minerales y vitaminas vegetales que se ingieren, la carga de energía, la positividad, la vitalidad y las ideas claras, son otros de los beneficios que también dicen que aporta.

También te puede interesar:

Siempre hay un “pero”, en este caso alguno más


No todo iba a ser un camino de rosas, los nutricionistas no están nada de acuerdo con ella. Sus estudios han puesto la voz de alarma, ya que puede ocasionar graves problemas para la salud, por no hablar de las carencias nutricionales.


Consideran que es una dieta demasiado estricta, no se toman lácteos, ni carne, ni pescado. Por lo que el cuerpo no recibe las cantidades que debería de nutrientes como proteínas, minerales o vitaminas. Es cierto que es fácil adelgazar con ella, pero se reducen de forma drástica el consumo de calorías, y eso no es bueno.


Incluir en tu dieta fruta y verdura es magnífico, gracias a ellos es posible conseguir una dieta sana y equilibrada, pero no hay que olvidar nunca el resto de macronutrientes, es decir, proteínas, grasas e hidratos de carbono. Todos juntos hacen posibles el correcto funcionamiento del organismo.

CONTINÚA LEYENDO