Precauciones que debes tomar con los medicamentos

Los medicamentos nos salvan, pero también pueden ser perjudiciales si los consumimos de forma indebida.

Muchas veces buscamos curarnos o simplemente mejorar nuestro estado de salud rápidamente y echamos manos del botiquín familiar sin llegar a consultar con el médico, pensando que con eso es suficiente.

Lo que quizá no sabemos es que tomar un medicamento a la ligera puede tener riesgos muy importantes.

Una serie de precauciones y consejos te ayudarán a usar mejor los fármacos.

- La dosis debe ser prescrita por el médico, ya que existen una gran cantidad de variables (edad, sexo, peso) que influyen en la cantidad que se debe tomar.

- Fíjate siempre en la fecha de caducidad antes de su administración y asegúrate de que no se han alterado su aspecto, olor o sabor.

- Guarda el prospecto junto al medicamento.

- La automedicación solo está justificada cuando la afección es leve y no frecuente (un dolor de cabeza común, por ejemplo) y se conoce el beneficio del medicamento en comparación con el riesgo que puede entrañar.

- En caso de embarazo, lactancia, alergia o diabetes, siempre debes consultarlo previamente con el médico o farmacéutico.

- No tomes varios a la vez sin consultar al especialista, pues puede resultar peligroso, ya que es posible que uno aumente o entorpezca los efectos de los otros. Es el caso de los barbitúricos cuando se toman al mismo tiempo que otros analgésicos.

- Los jarabes y colirios deben estar siempre en el frigorífico. Los que no lo requieran deposítalos en un armario que no esté al alcance de los niños o ciérralo con llave. Nunca los dejes sobre la mesita de noche o en los cajones.

- Abstente de beber alcohol si estás bajo el efecto de un medicamento, ya que puede intensificar sus efectos y ser peligroso.

- No los tomes si vas a conducir, pues muchos producen somnolencia y puede ser peligroso.

Infórmate

El paciente debe estar informado sobre su enfermedad y el medicamento a tomar para cooperar en el tratamiento.

Pregunta cuál es el nombre, por qué lo vas a tomar, cómo debes hacerlo, durante cuánto tiempo, qué efectos notarás y cómo deberás conservarlo.

También te puede interesar:

Continúa leyendo