Vídeo de la semana

¿Es saludable el salmón ahumado?

A excepción del contenido en sal, mayor que en su versión fresca, siempre y cuando no contenga aditivos en su composición, la técnica no hace que pierda las enormes virtudes nutricionales que tiene.

salmon
Depositphotos

Más allá del exquisito salmón ahumado que se servía en la cena de Nochebuena acompañado de huevo hilado, y los canapés que caían de forma esporádica, el salmón no era un producto consumido de forma generalizada hasta hace relativamente poco tiempo. Pero eso ha cambiado porque, entre otras cosas, es un pescado muy recomendable desde el punto de vista de la salud.

Beneficios nutricionales

Uno de los motivos por los que nunca fue una de las primeras opciones en las pescaderías españolas era su precio, que sigue sin ser ahora muy económico, para que nos vamos a engañar. Sin embargo, el hecho de que la demanda de este producto haya crecido, ha aumentado también la oferta en los comercios y suele ser un poco más sencillo dar con una gama media que cumpla muy bien las expectativas en relación calidad precio. 

Desde el punto de vista nutricional, casi todo son virtudes en el salmón. Rico en proteínas y grasas insaturadas -sobresaliente el aporte de grasas omega-3, excelentes para el organismo en múltiples sentidos-, es una fuente de vitamina A, B y D, por lo que es una fuente de energía natural que además aporta beneficios al sistema cardiovascular e incluso ayuda a regular el colesterol. Y lo es tanto es sus distintas versiones, entre las que apenas hay diferencias en este sentido.

No las hay entre el salmón salvaje del que no lo es, ni entre su versión al natural con respecto a la ahumada, un recurso gastronómico que tiene algunos detractores por el peculiar sabor que aporta esta técnica a este pescado, pero muchísimos devotos también, ya que el resultado es realmente especial en boca. 

¿Cuánto engorda?

Hay personas que creen que el salmón ahumado es menos recomendable por su contenido calórico, pero no es así porque no se trata de un pescado que “engorde mucho”. De hecho, se le puede considerar un alimento bajo en calorías, como ya te explicamos aquí. Sí que es, en cambio, menos recomendable que el salmón fresco por otro factor: su contenido en sal es mayor, tanto si se ha ahumado en frío como en caliente, las dos técnicas que se utilizan para ello. 

Todo depende de la composición del mismo. Esto es, no es lo mismo el salmón ahumado que no lleva aditivos, azúcar incluido en muchos casos, del que solo es menos recomendable por el mayor contenido en sal. Por este motivo, es fundamental leer bien el etiquetado y tratar de descartar aquellos salmones ahumados que contengan aditivos.

Cuidado con la sal

De todos modos, que sea salado no quiere decir que sea malo para la salud en líneas generales. Es un pescado saludable también ahumado como ya hemos mencionado anteriormente, por lo que solamente es necesario controlar la cantidad que se consume. Para tu información, suele tener más sal el que se ahuma en frío porque se cura previamente en sal, pero esto es algo que conviene confirmar leyendo bien la información del producto antes de comprarlo. 

Por lo tanto, el salmón es siempre un alimento saludable pero si se consume ahumado, hay que reducir las cantidades en comparación con el fresco por su mayor contenido en sal y también hay que prestar atención al etiquetado para que no lleve sorpresas agregadas en su composición que lo conviertan en un producto menos recomendable desde el punto de vista de la salud. 

Continúa leyendo