Nutrición

15 errores que no debes cometer con la cocina italiana

Cuando nos quejemos de que fuera de nuestras fronteras se maltratan platos tan queridos para nosotros como la paella o el gazpacho o de que los chefs le aplican directamente chorizo a cualquier plato que consideren marca España, deberíamos pensar qué hacemos nosotros con los platos que provienen de Italia.

En España adoramos la cocina italiana, pero hay que ser sinceros: no somos expertos en prepararla. ¿El concepto ‘al dente’ implica cocinar la pasta hasta desintegrarla? ¿Dejarla dura? ¿Qué debe llevar una buena pizza? ¿Carbonara con nata? Son muchos los interrogantes que nos asaltan…

Es sorprendente que con la cantidad de pasta que se consume en nuestro país, casi cinco kilos por persona al año, tengamos tal desconocimiento de la cocina italiana y la maltratemos tanto. En Italia es la pasta es su sello de identidad y aquí poco menos que comida de cuartel… La consumimos mucho, pero de cualquier forma y manera, sin mimo.

No es de extrañar que los italianos se venguen de nuestras prácticas con propuestas como la pasta rellena de paella. Porque, no lo olvidemos, tocarles sus platos tradicionales les duele tanto como nos duele a nosotros. Y si no, recordad lo que ocurrió cuando la famosa cocinera Nigella Lawson se atrevió a añadir nata a una receta de salsa carbonara.

¿Cuáles son los platos italianos que peor se tratan?

Como ocurre siempre, los platos más famosos de una gastronomía son los que peor se tratan fuera de las fronteras. En el caso de Italia ocurre con las recetas de pasta (ay, esas carbonaras y esas boloñesas…), con el risotto, y con postres tan icónicos como el tiramisú o la panna cotta.

Y con el vino pues también sucede algo parecido… ¿Hay vida más allá del Lambrusco? Pues, aunque muchos no lo crean, hay vida enológica enorme más allá de este vino espumoso. En Italia hay una cultura vinícola muy importante con un montón de vinos y Denominaciones de Origen que merece la pena probar. De hecho el Lambrusco está tan bien visto como el ‘vino con casera’ aquí en nuestro país.

Hacemos un repaso a las cosas que más les duelen a los italianos cuando nos invade el espíritu de la mamma y nos ponemos a preparar un plato con marca Italia.