Revista Mía

Cocina tus judías verdes al dente con esta sencilla técnica

¿No sabes cómo cocer las verduras para que te queden en su punto justo de cocción? Apúntate esta sencilla técnica y sirve tus verduras al dente.

Aunque digan por ahí que cocer verduras no tiene ningún misterio, no es tan simple como parece, y es que partiendo de la base del tipo de cocción que elijamos, tendremos un resultado u otro. Podemos cocerlas al vapor, o bien, hervirlas según el método tradicional (directamente en agua hirviendo). ¿Cuál te recomendamos? Sencillamente la más fácil, la de toda la vida, y además tendrás un resultado asombroso en tan sólo 3 minutos.
¿Cómo conseguir que las judías queden tiernas pero con ese toque crujiente?
Lo primero que tendrás que hacer será despuntar las judías, de forma que te queden listas para cortarlas según lo requiera la receta. Nosotros te recomendamos un corte en diagonal que haga que la 
presentación de las judías sea mucho más vistosa en la mesa.
El segundo paso es poner a hervir una buena cantidad de agua, y justo cuando empiece a borbotear, agregar un puñado de sal.
Es el momento de agregar las judías al agua y programar un temporizador con 3 minutos exactos, ni uno más ni uno menos. Si te gusta la verdura un poco más cocida, no está de más que lo programes unos 4 minutos. Así te asegurarás que quedan a tu gusto.
Pasados los 3 minutos, es fundamental cortar el punto de cocción de las verduras. Para ello tendrás que tener preparado un escurridor, de manera que viertas todo el contenido de la olla sobre el mismo.
¿Con qué puedo servir unas judías verdes cocidas?
La ventaja que presentan es que son la guarnición o el complemento perfecto de carnes, pescados, e inclusos arroces. Podrás servirlas con unas pechugas de pollo en salsa, un pescado al horno, e incluso un arroz cremoso de carrilleras.
tracking