Errores que cometemos al preparar mayonesa casera

No usar buenos ingredientes o tirar la mayonesa si se corta son algunos de los fallos más habituales.

Mayonesa casera
Mayonesa casera.

Si existe una salsa que sirva para acompañar cualquier plato, esa es la mayonesa casera. Bien elaborada es la aliada perfecta tanto para carnes como pescados. Además, con esta salsa podemos cocinar otras recetas espectaculares como huevos rellenos, ensaladilla rusa o ensalada de pasta. En definitiva, la mayonesa es el toque de alegría y sabor en nuestras comidas. Si te apasiona esta salsa pero no se te da bien prepararla, en este artículo explicamos cuáles son los principales errores que cometemos al hacer mayonesa casera. ¡Toma nota y aprende!

Utilizar demasiados huevos

Si utilizas demasiados huevos corres el riesgo de hacer más mayonesa de la cuenta, ya que tendrás que añadir mucho aceite. Además, debes tener claro si quieres hacer la mayonesa con el huevo entero o solo con la yema, ya que dependiendo de la elección esta tendrá una textura y un sabor diferente.

No usar buenos ingredientes

Como en cualquier receta, lo más importante es utilizar ingredientes de calidad. Por eso, a ser posible, los huevos deben ser frescos y ecológicos. Además, debemos asegurarnos de que el aceite que vamos a emplear para la receta -independientemente de si es de oliva o girasol- está en óptimas condiciones y no ha sido almacenado durante un tiempo excesivo.

No tener en cuenta la temperatura

Uno de los errores más comunes a la hora de elaborar esta emulsión es no tener en cuenta la temperatura de los ingredientes. Para que la mayonesa no se corte los huevos deben estar a temperatura ambiente, o lo que es lo mismo, atemperados.

Si los huevos están recién sacados de la nevera, lo más probable es que se corte la mezcla al entrar en contacto con el aceite. ¡Mucho ojo!

No calcular las proporciones

Mayonesa casera
Mayonesa casera.

No calcular bien las proporciones es uno de los fallos más habituales no solo en la mayonesa, sino en cualquier receta. Si echamos más aceite de la cuenta la mayonesa podría quedar demasiado espesa. Lo mismo ocurre si nos pasamos con la cantidad de aceite o vinagre, ya que la emulsión quedará muy ácida. Para solucionarlo, lo mejor es añadir a la salsa unas cucharadas de agua tibia o leche.

No utilizar bien la batidora

Si estás aprendiendo a elaborar esta salsa es normal que al principio no sepas cómo utilizar la batidora. Existen muchas formas de hacerla, pero la más sencilla para los inexpertos es introducir la batidora hasta el fondo y dejarla completamente quieta y vertical, de manera que los ingredientes se vayan mezclando poco a poco. Además, tendrás que ir añadiendo el aceite en un hilo muy fino a medida que los ingredientes se vayan ligando.

Cuando la emulsión sea consistente y los ingredientes estén mezclados, podrás empezar a mover la batidora de arriba abajo, pero siempre poco a poco y sin cambios bruscos. Como decíamos existen numerosas técnicas para utilizar bien la batidora, pero esta es una de las más sencillas para los principiantes.

Tirar la mayonesa si se corta

Muchas personas creen que es imposible recuperar una mayonesa cortada. Sin embargo, hay que seguir intentándolo y no darse por rendidos. Hay muchas formas de recuperar una mayonesa sin necesidad de tirar todos los ingredientes a la basura.

Si la mayonesa se ha cortado, un truco es añadir otro huevo en un recipiente y batirlo. Cuando el huevo esté bien batido tendrás que ir añadiendo la mayonesa cortada poco a poco, como si se tratara del aceite. Si pese a los esfuerzos tu mayonesa ya no tiene arreglo, puedes emplear los ingredientes para elaborar otra receta, como un bizcocho de limón.

Continúa leyendo