Principales usos de la crema agria en la cocina

La crema agria es tan deliciosa y versátil que combina muy bien con elaboraciones dulces y saladas. Pero, ¿para qué puedes usarla en la cocina?

Aunque las patatas asadas al horno suelen ser uno de los usos más comunes, conocidos y populares de la crema agria, la realidad es que se trata de una crema tan increíblemente versátil, que es posible utilizarla tanto para elaboraciones dulces como saladas.

Mejor aún, consiste en una opción muy fácil de hacer en casa. Aunque sí es cierto que se requiere algo de paciencia, ya que a la hora de conseguir que las distintas proteínas lácteas actúen como es debido (generando su particular espesor y su característico sabor agrio), es necesario dejar la combinación en reposo durante al menos una noche.

Pero, ¿sabes realmente qué es y en qué consiste esta crema? Se trata de una crema que se prepara añadiendo cultivo de ácido láctico a la crema. Además, también es posible añadir leche con la finalidad de espesarla y proporcionarle un sabor algo más agrio.

Debido a ello, es bastante común que pueda ser confundida con la tradicional crème fraîche, muy popular en Francia (de donde proviene). Pero, aunque bastante parecida tanto en apariencia como en sabor, la crema agria posee un contenido de grasa algo menor (en torno a un 20%), mientras que la crème fraîche tiene un contenido de grasa de alrededor del 30%, no contiene espesantes añadidos y suele ser más resistente a cocciones a fuego lento.

Como señalan muchos cocineros, la crema agria es realmente versátil, aportando la riqueza de la crema a cualquier plato, a la vez que proporciona las propiedades aclarantes del suero lácteo y el yogurt a los productos horneados.

Ideal para sándwiches y bocadillos

Aunque la mayonesa suele ser una opción muy común como salsa en una amplia variedad de bocadillos y sándwiches, la crema agria se puede convertir en una alternativa exquisita, ya que añade cremosidad y un sabor diferente.

En este sentido, hay quien recomienda probar la crema combinando con una mezcla de limón o vinagre y sal. Luego, bastará con extenderlo directamente sobre el pan. O, simplemente, reemplazar la mayonesa con crema agria.

Para hacer aderezos en ensaladas y salsas

Posiblemente no lo sepas, pero la realidad es que muchas salsas y aderezos cremosos que se utilizan en ensaladas se preparan con una combinación de mayonesa y crema agria. Es más, la mayonesa suele suavizar el sabor agrio de la crema.

Pero si prefieres realzar su sabor agrio, puedes probar a reemplazar la porción de mayonesa con crema agria y un poco de jugo de limón fresco.

También es posible añadir la crema agria a la vinagreta, lo que ayudará a unir el aceite y el vinagre, creando un aderezo algo más cremoso.

Para hacer platos más cremosos y salados

Consejos para usar la crema agria en la cocina
Foto: Istock

Gracias a la textura de la crema agria, podemos enriquecer muchos platos salados añadiendo un poco de crema agria, lo que ayudará a disfrutar de una textura algo más cremosa. Así, es una opción única para platos de pasta, cremas, guisos y sopas.

Eso sí, hay que tener cierto cuidado a la hora de añadir la crema. Y es que, para retener los probióticos y enzimas que contiene, es preferible dejar que la comida se enfríe un poco antes de agregarla.

Mejora las elaboraciones horneadas

La crema agria también podría convertirse en un excelente sustituto del yogur en determinadas elaboraciones al horno. Por ejemplo, puede ser ideal en el pastel de chocolate, ya que proporciona la riqueza de una crema espesa y la acidez típica de los productos lácteos cultivados.

¿Cuándo usar crema agria y cuándo crème fraîche?

Como te hemos comentado en otra ocasión, dado que la crema agria tiene un menor contenido graso, pero una mayor cantidad de proteínas, cocinarla a fuego lento o hervirla hará que se cuaje, algo que no ocurrirá con la crème fraîche.

Por tanto, es preferible usar la crema fresca en salsas o sopas, y optar por la crema agria para cualquier elaboración que no implique una cocción con temperaturas muy elevadas. Por ejemplo, como hemos visto, es ideal en ensaladas o como aderezos.

Dado que el rico y ácido sabor de la crema agria combina a la perfección con muchos platos, tanto dulces como salados, ¿por qué no probar a elaborarla en casa y añadirla a nuestras elaboraciones caseras? No solo es fácil de hacer, es tan versátil y rica, que siempre deberíamos tenerla lista para usar.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo