Tomate enlatado: los trucos para sacarle el máximo partido

¿Conoces todos los tipos de tomate en lata que existen? Te explicamos para que sirve cada uno y cómo cocinarlo para aprovecharlo bien.

tomate en lata
iStock

Si te paras a pensarlo, es uno de los productos más simples y versátiles de nuestra cocina, si no el que más. El tomate enlatado es la base de muchas comidas deliciosas, desde el curry hasta lasañas, pasando por montones de platos intermedios como la pasta, los guisos (es un ingrediente básico de muchos sofritos) o incluso las salsas. 

Pero, ¿importa qué tipo de tomate en lata compres? ¿Cuál es la diferencia entre el tomate frito enlatado, el tomate pelado o el tomate triturado? Te contamos lo que necesitas saber sobre todos los tipos de tomate enlatado que hay y cómo aprender a sacarle el máximo partido a este producto, que se ha extendido desde Italia al resto del mundo. ¡Sigue leyendo!

Los tipos de tomate enlatado:

Tomates pelados: también conocidos como pomodori pelati. Estos tomates se escaldan rápidamente a presión para quitarles la piel. Después se guardan en latas metálicas que se rellenan con jugo de tomate, obtenido de la elaboración de otros tomates que no se destinan a conserva. Las latas son luego selladas y esterilizadas. Estos tomates llegan “crudos” a casa, por lo que es necesario cocinarlos. Son excelentes, por ejemplo, para preparar ecetas de cocción lenta como la salsa de tomate casera, la sopa de tomate o un buen estofado de carne.

tipos de tomate
iStock

Tomate triturado: Llamado polpa di pomodoro en Italia, este tipo de tomate es una pasta muy líquida y homogénea. Se prepara básicamente triturando trozos de tomate que después se meten en latas, generalmente mezclados con puré de tomate o jugo de tomate. Este tomate es ideal para preparar sofritos para pasta como espaguettis o macarrones, por ejemplo. 

Passata: La passata es una conserva que poco a poco va ganando popularidad en nuestro país. Producto básico de la cocina italiana, este tipo de tomate es el paso siguiente al tomate triturado: después de ya haber sido desmenuzado y triturado se eliminan sus semillas, es hervido y ligeramente concentrado, y por último se embotellado y se esteriliza. Se utiliza para preparar pizzas, recetas de pasta o salsas.

Puré de tomate: Los tomates en puré tienen una textura similar a los tomates triturados, pero son un poco más espesos. Pueden ser un atajo útil para preparar recetas como sopas de tomate o salsas de tomate, aunque aún necesita de ser cocinado al fuego lento para disfrutar de todo su sabor, especialmente si el puré de tomate estaba un poco acuoso para empezar.

Continúa leyendo