Revista Mía

Agua de plátano: beneficios y recetas de esta bebida saludable

Ligera, rica en potasio y genial para consumir cuando hagas deporte. El agua de plátano presenta numerosas propiedades y nos permite aprovechar todas las partes de esta fruta, incluso la cáscara. Te descubrimos cuáles son sus beneficios y qué puedes hacer con ella.

¿Eres de las que pelan sí o sí todas las frutas? La piel de frutas y verduras contiene numerosos nutrientes y hay algunas que sí puedes utilizar y sacarles el máximo provecho. El plátano es una de ellas, pero tranquila, que no estamos proponiendo que te comas la cáscara... Aunque sí que te lo pienses dos veces antes de tirarla.
La cáscara de plátano es rica en ácido salicílico, ácido cítrico (astringentes y con propiedades blanqueadoras). Además contiene manganeso, magnesio y potasio, aunque este último posiblemente te resulte más familiar que los demás. Puedes aprovecharla, por ejemplo, para nutrir tus plantas y favorecer su correcto crecimiento, aunque no es el único uso que puedes darle. La piel de plátano es protagonista de muchos remedios caseros pero también es útil a nivel gastro.
El agua de plátano es el resultado de dejar reposar durante unas horas o hervir la cáscara y es rica en triptófano, un aminoácido que aumenta los niveles de serotonina (que ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo). Con ella puedes hacer infusiones, smoothies o bebidas refrescantes que, además de hidratantes, estarán repletas de propiedades. Te contamos cómo puedes utilizar la piel de plátano tanto en algunas recetas como en tu hogar. ¡Sigue leyendo!

Infusión de plátano

Una opción un poco diferente (pero igual de interesante) es la infusión de plátano. Pon a hervir un poco de agua y añade la piel de un plátano maduro hecho trocitos. Deja que se haga durante 10 minutos y después añade canela y tu leche o bebida vegetal de preferencia. ¡Listo! Por su alto contenido en magnesio, te ayudará a conciliar el sueño y descansar como un bebé.

Agua de plátano antes de hacer deporte

Los plátanos son, por su alto contenido en hidratos de carbono complejos, la fruta perfecta para los deportistas. Es recomendable consumirlos antes de hacer ejercicio y, aparte de consumir la fruta en sí, puedes preparar tu agua de plátano dejando reposar las pieles durante unas dos horas. ¡Nutritiva e hidratante!

Banana Agua Fresca

Una opción genial para reponer fuerzas tras hacer ejercicio o beber algo fresh a media mañana. Este agua fresca de plátano se prepara con plátanos maduros, un poco de azúcar (opcional), jugo de limón, menta fresca y agua. La licuadora será tu mejor amiga para prepararlo, así que deja que todos los ingredientes adquieran un aspecto homogéneo y sirve con hielo.

Agua de plátano con nuez moscada y chía

Receta rápida y de lo más completa. Recréala con agua, plátanos maduros, una cucharadita de semillas de chía, un poco de canela y nuez moscada y, de manera opcional, añade algunas hojas verdes como las espinacas.

También para tus plantas

Sano para ti y sano para tus plantas, ¿puede existir algo mejor? El agua de plátano también sirve como fertilizante natural y te bastará con conservar sus pieles con agua en un tarrito durante varios días (no hace falta que las tengas por más tiempo). Tus plantas lucirán supersanas.

tracking