Manos más suaves con limón

Tener las manos ásperas y secas es una sensación desagradable y, además, es poco estético. Hay un truco infalible para lucir unas manos más suaves y cuidadas.

 

Coge un recipiente y echa un puñadito de azúcar y el jugo de medio limón. Aplícate la mezcla en las manos y frota suavemente, mediante masaje, por toda la superficie. De este modo, exfoliamos la piel y eliminamos las células muertas. Cuando la mezcla de limón y azúcar se convierta en una especia de miel o de pasta, deja de frotar y espera unos minutos a que se seque. Aguanta un par de minutos más y después aclárate las manos con agua templada.

 

¡Lucirán suaves y cuidadas! La mezcla de limón y azúcar se convierte en un exfoliante casero muy efectivo, pero, además, el limón ayuda a suavizar las manchas de la piel.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo