Tipos de arroz: ¿cuál va mejor para cada receta?

Toma nota de esta guía con los diferentes tipos de arroz y cómo usarlos en la cocina.

El arroz es el alimento más consumido en el planeta, un puesto que ha conseguido gracias a ser la base nutricional de Asia, continente más poblado del mundo. ¿Sabías que en el mundo existen 40.000 variedades diferentes? No todos los arroces sirven para todo, sino que hay ciertas variedades que encajan mejor con según qué platos. Por ejemplo, no utilizaremos el mismo arroz para hacer una paella que para un sushi. Te contamos cuáles son los tipos de arroz más reconocidos y en qué recetas quedan mejor.

Pero antes de nada, un pequeño resumen de las (muchas) propiedades nutricionales del arroz. Este alimento es una buena fuente de energía gracias a su riqueza en hidratos de carbono, aporta vitamina B y es rico en almidón (en concreto, del tipo amilosa). Si escogemos arroz integral en lugar de arroz blanco, aportaremos a nuestro organismo una mayor cantidad de fibra. Tras esta pequeña introducción, veremos para qué platos sirven las variedades de arroz más reconocidas.

  • Arroz para sushi: para este plato oriental va muy bien el arroz de grano corto y glutinoso. Tiene el porcentaje más alto de amilo pectina, un tipo de almidón que hace que el arroz sea pegajoso, por lo que los granos quedan amontonados cuando se cocinan. Por tanto, los granos son más manejables una vez cocinados, lo que los hace mucho más manejables a la hora de montar las piezas de sushi. No tiene un nombre específico, sino que se puede encontrar directamente bajo la denominación de arroz para sushi. También puedes escoger directamente un arroz de grano corto y redondo. Toma nota de los errores más frecuentes que se cometen al comer sushi.
  • Arroz para risotto: en este caso, necesitaremos un arroz que libere el almidón lentamente. El arroz arborio es perfecto para este plato, gracias a su textura cremosa y su aspecto consistente tras la cocción. Otro de los arroces ideales para risotto es el carnaroli, con un elevado porcentaje de almidón que también juega un papel clave a la hora de conseguir un plato cremoso.
  • Arroz para paella: para la paella, el arroz que mejor va es una variedad de grano gordito y redondo como el arroz bomba, que recibe su nombre porque en su cocción no se abre ni se rompe, se abomba. En España se utilizan especies procedentes de Valencia y con denominación de origen, sobre todo el arroz senia o el bahía, ya que se impregnan mejor del sabor del caldo. ¿Vas a hacer una paella en casa? Toma nota de los principales errores que se suelen cometer.
  • Arroz para ensalada: las recetas que se preparan frías suelen necesitar arroces aromáticos por sí mismos y que queden sueltos. Los de grano largo y aromáticos como el arroz basmati o el jazmín son perfectos. También se puede utilizar arroz vaporizado, que se diferencia del resto por haber sido sometido a un tratamiento con vapor de agua, que le aporta un tono amarillento muy característico y hace que nunca se pase.

Continúa leyendo