Vídeo de la semana

Trucos para hacer un puré de patatas delicioso

Te contamos cuáles son las 5 claves para pasar de un puré de patata aburrido a una guarnición absolutamente deliciosa.

Hacer un puré de patata es muy sencillo. Solo hay que cocer las patatas en agua hirviendo con un poco de sal y aceite de oliva. Cuando estén listas, las machacamos y vamos añadiendo agua, leche, mantequilla o aceite. ¡Y listo! Ya tendríamos nuestro puré de patata. Como ves, no necesitamos complicarnos mucho la vida para hacer esta receta. Sin embargo, a veces es un poco aburrida y acaba resultándonos poco apetecible.

Una vez que tienes claros los errores que no has de cometer, como escoger cualquier patata (mejor las variedades Desiree, Duchesse o Monalis) o utilizar una batidora o un robot de cocina para batirlas, es hora de descubrir cómo mejorar tu puré de patata. Te damos cinco ideas que transformarán tus purés de patatas más aburridos en una guarnición irresistible. Son muy fáciles de llevar a la práctica y con ellos te asegurarás el éxito en esta receta. ¡Apúntalas!

Sustituye la mantequilla clásica por mantequilla de hierbas

Uno de los ingredientes básicos del puré de patata es, además de la leche, la mantequilla. En lugar de optar por la típica mantequilla, te recomendamos que añadas mantequilla de hierbas. Si es la primera vez que lo haces así, ve añadiendo poco a poco en pequeñas porciones, hasta que quede a tu gusto. Además de mantequilla, si añades queso de cabra a la receta le darás un toque todavía mejor. ¡Tienes que probarlo!

Aporta un toque picante

Si eres fan del picante, entonces tienes que probar esta idea. Lo mejor para darle un toque picante al puré es con un aceite en el que freirás unos dientes de ajo laminados y unas guindillas. 

Añade yogur en lugar de leche

¿Aburrida del típico puré de patata? Una solución para alegrar un poco esta guarnición es cambiar el modo de elaborarla. En lugar de añadir leche, lo haremos con yogur, proporcionándole así un toque ácido muy original.

Gratínalo con un poco de queso rallado

¿Todavía no has probado el puré de patata gratinado con queso? Pues ya estás tardando, y es que es realmente delicioso. Una vez que esté listo el puré, solo tienes que ponerlo en una fuente, cubrirlo con un poco de queso rallado y meter al horno. No puede ser más sencillo y el resultado es increíble.

Un toque extra

Otra alternativa para que tus purés de patatas estén siempre deliciosos es coronarlos con un poco de queso parmesano rallado, cebollín, nuez moscada o aceite de trufa. También puedes añadir por encima la salsa que te sobró de un asado de carne, con lo que no solo le aportarás un toque delicioso sino también estarás aprovechando al máximo los restos de comida. Ajos tostados y almendras también son buenos compañeros para el puré de patata. Aquí te damos la receta.

Además, siempre puedes variar esta receta explorando nuevas presentaciones, como es el caso de estas bolitas de puré de patata. Como ves, las opciones para transformar esta guarnición son muchísimas, solo hay que echarle un poco de imaginación.

Continúa leyendo