Ajoblanco con granizado de mango

Un ajoblanco reinventado con granizado de mango, que le dará un toque extra de frescura a un plato ya de por sí fresco.

Ingredientes:

Para la base de ajoblanco:

  • 150g de pasta de almendras 325g de agua mineral
  • 5g de ajo escaldado 3 veces 7,5g de vinagre de Jerez
  • 15g de aove de Cast i l lo de Canenas arbequina
  • Para poner a punto el ajo blanco:
  • 420g de ajo blanco
  • 1,3g de xantana
  • 5g de sal.

Para el granizado de mango:

  • 5 piezas de mango maduro.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Fruta

Elaboración:

  1. Poner todos los ingredientes en la thermomix o en un robot de cocina y triturar a máxima potencia por espacio de 5 minutos.
  2. Una vez triturado pasarlo por un chino fino para eliminar cualquier resto.
  3. Reservar.
  4. Poner a punto de sal el ajo blanco y ligarlo con la xantana con la ayuda de un túrmix de mano.
  5. Pelar la fruta y licuar el mango hasta conseguir un puré fino.
  6. Poner en un tupper y congelar por espacio de 12 horas antes de usarlo.

- Receta proporcionada por TROPS.

Cómo preparar el ajoblanco perfecto:

Para emplatar la receta, el chef Dani García aconseja verter el ajoblanco en un plato hondo y colocar en un lado del recipiente granizado de mango con ayuda de un tenedor. Para darle un toque de color y que visualmente sea más atractivo, colocar unas hojas de hierbabuena sobre el granizado de mango. El emplatado se puede acabar con un chorrito de aceite de oliva para que contraste con el color del ajoblanco y aporte un toque de untuosidad. El resultado es un plato delicioso y visualmente muy atractivo.

¿Cómo saber si un mango está en su punto?

Un mango listo para consumir suele presentar pequeñas manchas marrones, lo que indica el punto perfecto de maduración. Asegúrate de conocer la variedad de mango que adquieres, porque muchos de ellos son verdes aunque estén maduros.

La fama de esta fruta es tal, que puntos de España como Andalucía (Axarquía en Málaga o Costa Tropical en Granada) se han especializado en su producción. Esto es posible gracias a su clima cálido, con el que se consigue un fruto dulce y jugoso similar al mango cultivado en zonas tropicales.

El mango posee hasta 20 tipos distintos de vitaminas (A, C y K), antioxidantes, potasio y betacarotenos. Además  tiene la capacidad de aliviar casos de irritación y de sequedad ocular.  Su alto contenido en agua lo convierte en un alimento saciante y perfecto para combinar con agua en temporadas de altas temperaturas, cuando nos tenemos que hidratar especialmente bien.

Más sobre el ajoblanco

El ajoblanco es una bebida refrescante y perfecta para combatir el verano, típica de lugares como Andalucía o Extremadura. Su ingrediente principal, el ajo, es uno de los alimentos considerados como un antibiótico natural, con muchos fitonutrientes y minerales, vitaminas y antioxidantes. Durante siglos ha sido utilizado para combatir todo tipo de infecciones. Si quieres un ajoblanco más suave, puedes reducir la cantidad de vinagre que aparece en la receta.

Es importante servir este plato bien frío para saborear todos los ingredientes que forman parte de tu plato. La temperatura es esencial, pero es aconsejable no servir el ajoblanco helado para no dificultar las digestiones y hacerlas lentas.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...