Cómo fermentar tofu en casa

Es evidente que el tofu se ha convertido en un alimento muy popular, especialmente entre vegetarianas y veganas. Pero, ¿qué lo hace tan especial? Y, sobre todo, ¿es posible fermentarlo fácilmente en casa? Te descubrimos cómo.

Cómo fermentar tofu en casa
Foto: Istock

El tofu, popularmente conocido como queso de soja, se caracteriza generalmente por presentar una apariencia y una textura características, siendo, además, fácilmente identificable y reconocible. No solo eso. Por lo general, posee un sabor insípido, motivo por el cual se aconseja cocinarlo adecuadamente añadiendo especias y otros ingredientes aromatizantes, con la finalidad de proporcionarle un sabor distinto.

Precisamente, es gracias a este sabor insípido lo que lo convierte en un alimento tan versátil. Y no solo eso: también es muy fácil de condimentar y cocinar, motivo por el cual podemos usarlo en infinidad de elaboraciones.

Además, es muy rico en nutrientes, especialmente en proteínas vegetales de buena calidad y hierro, por lo que puede convertirse en un excelente sustituto de la carne.

Como descubrimos en una ocasión anterior, en realidad existen diferentes versiones y tipos de tofu. Y, al igual que ocurre con los quesos clásicos, algunos son más suaves mientras que otros tienden a ser más firmes. Por lo que, su uso, dependerá tanto de su textura como de su firmeza.

El tofu firme es el más “sólido”, ya que durante el proceso de fabricación es escurrido y prensado con la finalidad de proporcionarle una textura mucho más compacta, motivo por el cual es menos rico en agua, pero también presenta una concentración mayor en proteínas. Es ideal, por ejemplo, para cocinar a la plancha o incluso rebozarlo y freírlo en aceite.

También podemos mencionar el tofu ahumado, una de mis versiones favoritas. ¿Sabes exactamente por qué? Porque es un tofu firme y muy neutro, pero es capaz de absorber todo el sabor de los diferentes ingredientes que usamos en la receta, motivo por el cual es una opción ideal para combinarlo con salsas, especias y marinadas.

Pero si existe un tipo que también me apasiona es el tofu fermentado. Para elaborarlo, los diferentes bloques de tofu firme son fermentados durante algunos días, luego se salan y, finalmente, se refinan durante varios meses en salmuera. Existe una versión roja y otra blanca.

En la versión roja, por ejemplo, los distintos cubos de tofu son bañados en una salmuera bien coloreada en contacto con un arroz de levadura roja, conocido con el nombre de ‘koji’.

Es una opción muy apreciada para la elaboración de salsas, como podría ser el caso de la versión ‘laosiana’ del ‘sukiyaki’. Y, además, puede añadirse a los guisos o incluso como acompañamiento de la sopa de arroz (esta última opción encanta a la mayor parte de la población china).

Aunque podemos encontrar tofu fermentado en diferentes supermercados asiáticos, ¿sabías que también es posible elaborarlo en casa? Te explicamos cómo.

Receta de tofu fermentado casero

Receta de tofu fermentado casero
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 1 litro de leche de soja
  • 200 ml de jugo de chucrut crudo

Elaboración:

Comenzamos vertiendo el jugo de chucrut crudo y el litro de leche de soja en un tarro grande, y lo dejamos fermentar durante 48 horas a temperatura ambiente.

Pasadas las 48 horas recomendadas, colocamos un paño limpio de cocina en el hueco de un colador, y lo dejamos escurrir durante al menos 12 horas. Es conveniente raspar los bordes de vez en cuando con la ayuda de una cuchara, de esta forma conseguiremos acelerar el proceso.

Obtendremos una crema espesa que podremos utilizar como base para nuestro tofu. O incluso para untar en tostadas integrales, como si se tratara de una deliciosa crema de queso untable.

Para elaborar el tofu fermentado, solo tenemos que colocar la crema de tofu fermentado en el interior de un molde, presionando manualmente la tapa, y luego colocar un peso sobre el molde. Dependiendo de la firmeza deseada, estará listo después de 1 a 2 horas.

Finalmente, desmoldamos con cuidado. Si lo deseas, puedes cocinarlo inmediatamente o guardarlo en la nevera durante un máximo de 3 días. 

Receta de tofu fermentado con arroz y salsa agridulce

Ahora que ya tenemos elaborado nuestro tofu fermentado casero, es el momento ideal para usarlo en alguna receta. En esta ocasión te proponemos tofu fermentado con salsa agridulce y arroz.

Ingredientes:

  • 200 g de tofu fermentado
  • 150 g de arroz tailandés
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre de sidra
  • 3 cucharadas de maicena
  • 1 chorrito de aceite de oliva

Ingredientes para la salsa agridulce:

  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de vinagre de sidra
  • 4 cucharadas de agua
  • 3 cucharadas de azúcar morena
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 pizca de pimentón dulce

Elaboración:

Una hora antes de hacer la receta, cortamos el tofu fermentado en cubos y lo marinamos durante una hora en la mezcla de salsa de soja y vinagre de sidra.

Antes de comer, cocinamos el arroz tailandés. Mientras se cocina, podemos empezar a preparar el resto de la receta.

Empezamos escurriendo bien el tofu y rebozándolo en la maicena. Seguidamente, asamos el tofu cortado en cubitos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando se hayan dorado, añadimos el ajo machacado y el pimiento rojo cortado en tiras.

En un cuenco, preparamos la salsa combinando todos los ingredientes en las cantidades indicadas.

Cuando el pimiento rojo y el ajo se hayan tostado ligeramente, añadimos la salsa agridulce a la sartén, y combinamos con suavidad. Apagamos el fuego justo cuando la salsa haya adquirido una textura pegajosa.

Para terminar, cuando el arroz y el tofu fermentado agridulce estén listos, servimos en un plato hondo. Si lo deseas, puedes añadir algunas semillas de sésamo para decorar.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo