Los mejores dips para el picoteo

Gonzalo D'Ambrosio nos propone tres salsas para tus picoteos favoritos: dip de queso, de tomate y agridulce.

Tiempo de preparación: 15 minutos
2 comensales
Tipo de receta: Queso

Ingredientes:

Para el dip de queso:

  • 200 g de queso en crema
  • 1 cebolla picada
  • 1 lima
  • 1 cucharada de mayonesa.

Para el dip de tomate picantón:

  • 4 tomates
  • Salsa de soja
  • Jarabe de arce
  • Vinagre blanco
  • Cayenas
  • Mostaza
  • Aceite de oliva virgen extra.

Para el dip agridulce:

  • Yogur griego
  • Mostaza de Dijon
  • Miel.

Elaboración:

  1. Para el dip de queso solo necesitas mezclar una cebolla bien picada y la lima exprimida.
  2. A esta mezcla, añádele los 200 gramos de queso crema y una cucharada de mayonesa.
  3. Para preparar el dip de tomate, pica cuatro tomates en cuadraditos muy pequeños.
  4. Añade una cucharada de salsa de soja, jarabe de arce y vinagre blanco.
  5. Para darle el toque picante añade guindillas y mostaza.
  6. Finaliza con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
  7. El dip agridulce se prepara con un yogur griego, mostaza de Dijon y miel.

 

Más información sobre los dips para el picoteo:

Estas salsas son una opción perfecta para mojar nachos o alitas de pollo. Gonzalo nos propone tres versiones deliciosas pero muy distintas entre sí: salsa de queso, sala de tomate picante y salsa agridulce. Todas ellas son muy fáciles de preparar y versátiles ya que se pueden utilizar para complementar muchos platos.

Para el dip de queso, puedes usar queso crema que sea bajo en calorías, en el caso en el que quieras aligerar la crema. Además, es muy importante que piques la cebolla muy pequeña para que no resulte desagradable  en boca y si quieres evitar el crujiente y quitarle un poco de fuerza, colócala en un colador, pásala por el chorro de agua fría y escúrrela antes de mezclarla con el queso.

El toque de lima de aporta un toque fresco y cítrico, que contrasta a la perfección con el sabor del queso. 

El dip de tomate es una versión renovada de la clásica salsa de tomate de bote. Solo necesitas cuatro tomates picados y unas cuantas salsas que le den el toque de sabor. Ten en cuenta que la salsa de soja es muy salada, por lo que es mejor que en un principio añadas una pequeña cantidad y pruebes para ver si está en el punto de sal que te gusta. Si el picante no es lo tuyo, puede quitarle las guindillas de la receta o ajustar la cantidad a lo que tú toleres.

Por último, la salsa agridulce se condimenta con miel. Busca que sea una miel lo más natural posible, para que no tenga mucho azúcar añadido. Verás que es tan sencillo como mezclar tres ingredientes para conseguir una salsa absolutamente deliciosa.

Con estas tres propuestas se ve claramente lo fácil y rápido que es preparar dips caseros para tus picoteos y evitar las propuestas comerciales que suelen llevar un montón de ingredientes que no son nada saludables y, además, las hechas en casa son muchísimo más sabrosas. ¿Con qué acompañar estos dips? Pues desde unos nachos o unos crudités o como hemos indicado al principio pueden usarse para mojar unas alitas de pollo o unos nuggets. ¡Tienen un montón de utilidades!

También te puede interesar:
Gonzalo D'Ambrosio

Gonzalo D'Ambrosio

Continúa leyendo nuestras recetas...