Rollitos vietnamitas fritos

Los rollitos fritos es una de las recetas más tradicionales de Vietnam. Atrévete a preparar este delicioso plato tan completo. ¡Te encantarán!

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
3 comensales

Ingredientes:

  • 200 g de carne picada de cerdo
  • 200 g de langostinos
  • 2 zanahorias
  • Mitad de cebolla
  • Una chalota
  • Una batata
  • 4 setas de madera o de shiitake
  • Fideos de habas
  • Un huevo
  • Papel de arroz
  • Dos cucharaditas de sal
  • Pimienta negra
  • Salsa de pescado

Elaboración:

  1. Limpiar langostinos y setas.
  2. Pelar la zanahoria y la batata.
  3. Triturar la batata, cebolla, chalota y zanahoria.
  4. Repetir con el langostino.
  5. Mezclar estos ingredientes con la carne, un puñado de fideos de habas picados en trozos pequños y salpimentar al gusto.
  6. Incorporar una yema de huevo para conseguir una textura manejable.
  7. Añadir dos cucharaditas de salsa de pescado.
  8. Para montar los rollitos, mojar con una esponja la lámina de papel de arroz y colocar una cucharada sopera de la mezcla para enrollar.
  9. Freír a temperatura media hasta que estén dorados.

Trucos para que tus rollitos queden perfectos

Cada vez hay más restaurantes vietnamias en nuestro país, con una deliciosa variedad de platos que te acercan al Mar Oriental y al Pacífico. Sabores únicos con recetas llenas llenas de verduras, arroz, carnes y salsas de pescado. Con estos rollitos encontrarás una comida completa con proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y fibra. Un plato para sorprender a tus invitados.

Ingredientes como la batata te proporcionan una alta concentración de antioxidantes, además de betacarotenos. Por cada 100 gramos te beneficias de 480 mg de potasio, 3 gramos de fibra y solo 115 calorías.

La chalota, además de un sabor más suave que la cebolla, tiene una concentración en antioxidantes y en alicina, una sustancia que se relaciona con la prevención del colesterol.

Una proceso fundamental de la receta es montar los rollitos. Coloca una cucharada de la mezcla en el borde del papel de arroz, enróllalo una vez y haz un doblez en los laterales. Sigue girando hasta conseguir el rollito con la forma deseada. Aunque pueda parecer difícil, con la práctica conseguirás mejores resultados hasta que quede un cilindro perfecto.

No mojes en exceso las láminas de papel de arroz. Lo justo para que permitan coger forma y moldear. Para conseguir un mejor resultado, prepara los rollitos de uno en uno y con delicadeza, ya que el papel de arroz es muy frágil.

Fríe en pequeñas tandas y utiliza una sartén amplia para que no se peguen entre ellos. Además, lo idóneo es que uses una cantidad de aceite generosa para facilitar la tarea. Ten paciencia mientras los fríes, ya que el relleno tiene que cocinarse lo suficiente para no quedar crudo.

Para evitar que salgan burbujas en el papel de arroz mientras los fríes, aprieta tus rollitos al enrollarlos para que queden compactos.

No te preocupes por los ingredientes menos frecuentes. Tanto la salsa de pescado como el papel de arroz se pueden encontrar en cualquier supermercado asiático. Son ingredientes muy comunes en la cocina de Asia.

Aunque esta es la receta tradicional de Vietnam, el papel de arroz permite todo tipo de rellenos. Da rienda suelta a tu imaginación.

La mejor opción es comprar la carne picada en una carnicería y evitar la carne envasada. Esta alternativa dará más sabor a tus rollitos fritos.

 

Continúa leyendo nuestras recetas...