Vídeo de la semana

Mermeladas de temporada de otoño: recetas para hacer en casa

Las mermeladas se convierten en preparaciones dulces ideales para disfrutar de todo el sabor, la textura y el aroma de muchas frutas de temporada, pero durante todo el año. Y las mermeladas de temporada de otoño son una opción excelente.

Mermeladas de temporada de otoño
Foto: Istock

Las mermeladas de frutas y verduras, con sus coloridas variedades, forman parte del desayuno en muchas casas. Y, dado que se conservan muy bien durante bastante tiempo, gracias a su elevado contenido en azúcar, son ideales para disfrutar de frutas de temporada durante todo el año.

Son ricas en azúcar, y también una gran fuente de energía y fibra. Y son tan versátiles que pueden ser consumidas en el desayuno, la merienda o entre horas a modo de picoteo, especialmente cuando las servimos con pan tostado integral.

Durante los meses de otoño podemos disfrutar de diferentes frutas de temporada que, además, se caracterizan por ser muy populares durante esta época, convirtiéndose incluso en auténticas señas de identidad de esta estación. Es el caso de los higos, caquis, membrillos, granadas y kiwis, además de frutos secos como las castañas, avellanas o nueces. En el rango de las verduras y hortalizas, por ejemplo, también podemos mencionar la calabaza.

Si te apasionan las mermeladas de temporada tanto como a nosotros, a continuación, te descubrimos algunas recetas de mermeladas de otoño ideales para hacer durante esta época del año, y disfrutar a lo largo de los siguientes meses, cuando ya algunas de las principales frutas de otoño hayan desaparecido de las fruterías.

Cómo hacer mermelada de caqui

Cómo hacer mermelada de caqui
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 750 g de caquis
  • 600 g de azúcar
  • 6 g de pectina en polvo
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Cáscaras de limón

Elaboración:

Si utilizamos caquis en su punto óptimo de maduración (es decir, firmes y no astringentes), los lavamos muy bien, los pelamos, retiramos la parte superior y los cortamos en trozos grandes. En caso de usarlos aún sin madurar del todo, pelamos y tiramos las semillas antes de utilizar la pulpa. Colocamos la pulpa procesada, el azúcar y la pectina en una olla grande, removemos bien y dejamos hervir lentamente.

Cocinamos a fuego lento durante 15 minutos antes de añadir el jugo de limón y la cáscara. Procedemos a cocinar, una vez añadidos estos nuevos ingredientes, durante 10 minutos más. Finalmente, retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco antes de introducir en frascos de cristal para mermeladas.

Cómo hacer mermelada de higo

Cómo hacer mermelada de higo
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 1 kg de higos maduros
  • 1 naranja, rallada
  • 150 ml de agua
  • 400 g de azúcar
  • El jugo de un limón
  • Cáscara de limón

Elaboración:

Lavamos muy bien los higos, retiramos la parte superior y los cortamos en cuartos. Rallamos una naranja grande y reservamos la cáscara. 

Ponemos los higos y 150 ml de agua en una cacerola grande pesada. Dejamos hervir a fuego lento, y que burbujee lentamente durante 5 minutos, o hasta que los higos se hayan ablandado. Añadimos la ralladura de naranja, el jugo de limón y el azúcar.

Llevamos a ebullición y seguimos cocinando, removiendo regularmente durante 5 minutos, o hasta que espese, retirando la espuma que aparezca en la superficie. Retiramos del fuego y dejamos reposar durante 10 a 15 minutos.

Vertemos en frascos esterilizados, sellando los botes con las tapas y dejamos que se enfríen por completo.

Cómo hacer mermelada de calabaza

Cómo hacer mermelada de calabaza
Foto: Istock

Ingredientes:

  • ½ kg de calabaza
  • 1 kg de azúcar
  • El jugo y la ralladura de 2 naranjas
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharadas de canela

Elaboración:

Comenzamos cortando la calabaza en cuartos, desechando las semillas y pelándola. Luego cortamos en trozos. Y, seguidamente, la picamos en cubos de 2 centímetros. La colocamos en una cacerola junto con las especias, el jugo de naranja y el azúcar.

Dejamos que la mezcla hierva durante 50 minutos, o hasta que la calabaza se pueda aplastar fácilmente con la ayuda de una cuchara de madera. La mermelada estará lista cuando esté espesa y adquiera un color naranja claro, algo translúcido.

Si prefieres una mermelada más suave, puedes triturarla un poco antes de colocar la mermelada aún caliente en frascos esterilizados. Es importante cerrarlos inmediatamente y dejar que se enfríen por completo.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo

#}