Bizcocho de naranja y nueces

El bizcocho perfecto para meriendas y desayunos. Tómalo acompañado de un buen café y disfruta de sus matices cítricos y de la textura de los frutos secos.

Ingredientes:

  • 225 g de harina de fuerza
  • 175 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar blanca
  • 3 huevos medianos
  • La ralladura de 1 naranja
  • 1 cucharada de zumo de naranja
  • 50 g de nueces peladas y picadas
  • Una pizca de sal
  • Un poco de harina y mantequilla para engrasar el molde.

Para la cobertura:

  • 225 g de azúcar glas
  • 3 cucharadas de zumo de naranja natural.
Tiempo de preparación: 90 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Económica
6 comensales
Tipo de receta: Huevos
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Derretir la mantequilla y batirla con el azúcar hasta que se blanquee y se quede una mezcla completamente homogénea.
  2. Incorporar los huevos, uno a uno, batiendo sin cesar, con la ralladura de naranja y la mitad de la harina tamizada con la sal.­
  3. Mezclar, añadir el resto de la harina y la cucharada de zumo.
  4. Volver a mezclar con suavidad y lentamente.
  5. Agregar las nueces y mezclar con movimientos envolventes.
  6. Engrasar y enharinar un molde.
  7. Verter la masa en el molde engrasado y dejarlo reposar unos minutos.
  8. ­Alisar la superficie, procurando dejar la parte del centro un poco más hundida.
  9. Cocer durante una hora en el horno precalentado a 180 ºC.
  10. Dejar reposar al menos 10 minutos antes de desmoldar.
  11. Enfriar sobre una rejilla.
  12. ­Para la cobertura, colar el zumo de naranja y mezclarlo con el azúcar glas.
  13. Remover bien y con constancia para que no se formen grumos.
  14. Calentar y cubrir con ella el bizcocho.
  15. Dejar enfriar, emplatar y servir.

Consejos para que el bizcoho de naranja y nueces te quede perfecto:

Un bizcocho es el dulce más típico y clásico de nuestra gastronomía, ideal para tomarlo durante el desayuno y en la merienda. Para esta receta puedes intercambiar las nueces por cualquier otro fruto seco que sea de tu agrado, las almendras también le van bastante bien. Prueba a cortarlas en laminas finas e incorpóralas a tu bizcocho cuando ya esté acabada la masa.

Cuando estés elaborando tu bizcocho casero, recuerda muy importante tamizar la harina e ir añadiéndola poco, hasta que esta se vaya integrando en la masa. Bastará con un colador normal y es importante que lo vayas haciendo desde alto, así se irá oxigenando la harina.

Engrasa los moldes previamente con un poco de mantequilla y espolvorea sobre ella una capa fina de harina, así evitarás que el bizcocho se pegue al molde y lo desmoldarás sin ningún problema.

A la hora de escoger el molde en el que cocinar tu bizcocho, te recomendamos que apuestes por uno de metal, ya que este material distribuye mucho mejor el calor que la silicona o el vidrio, lo que hará que el dulce se hornee de forma homogénea y quede perfecto.

Cuando vayas a añadir las nueces peladas a la masa, un truco para que no se vayan a la parte de abajo es enharinarlas ligeramente y añadirlas al final. Este truco puedes utilizarlo con el resto de frutos secos que incorpores a tus bizcochos (uvas pasas, fruta deshidratada, pepitas de chocolate etc.).

Con todos estos trucos, tus bizcochos quedarán perfectos. No lo dudes y prueba esta deliciosa receta de bizcocho de naranja y nueces. ¡Te va a encantar!

Continúa leyendo nuestras recetas...