Cómo hacer el tradicional arroz con leche: receta y consejos

Enaitz Landaburu nos descubre su receta favorita de arroz con leche, con consejos y trucos para conseguir que nos salga el postre perfecto. Una receta clásica, con truco. ¿Hace cuanto que no te animas a hacerla?

Ingredientes:

  • 200 gr de arroz
  • 1 litro de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 2 ramas de canela
  • La cáscara de un limón
  • Azúcar Panela
  • Canela en polvo (opcional)
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Arroz

Elaboración:

Receta de arroz con leche
Foto: Istock

Primero vamos a aromatizar la leche en la que coceremos el arroz. Para ello echa en una olla la leche junto con el azúcar, las ramas de canela y la cáscara de limón, y ponla a fuego medio hasta que hierva, es decir, hasta que veas que empieza a burbujear.

Mientras, recurre a este truco para que el arroz no se te pegue y es eliminando gran parte de su almidón. Pon el arroz en un colador bajo un chorro de agua fría, remuévelo con tus propias manos y tenlo así durante al menos un par de minutos para que suelte todo ese almidón. Esto no va a afectar a la cremosidad del arroz, pero así es más difícil que se te pegue.

Cuando la leche esté hirviendo añade el arroz y baje el fuego a temperatura suave para que se cueza lentamente durante 45-50 minutos. Ve removiéndolo de vez en cuando (yo suelo hacerlo cada 5 minutos más o menos).

Cuando esté casi listo tendrás que remover con más frecuencia para que no se pegue al fondo y vigilar la cantidad de leche líquida que queda en la olla, ya que hay a quien le gusta más caldoso o bien más espeso, por lo que el punto perfecto lo decides tú (recuerda que una vez apartado del fuego absorberá un poco más de leche por lo que debes dejarlo un poco más caldoso de lo que te gustaría).

Prueba el arroz y, si los granos están hechos y la textura es la que más te gusta, retíralo del fuego y déjalo reposar unos minutos para que se temple.

Antes de que se enfríe quita las ramas de canela y la cáscara de limón y échalo en los recipientes en los que vayas a servirlo (con esta receta tendrás unas 6 raciones como las que puedes ver en la fotografía), para que termine de asentarse. Puede consumirse al momento, templadito, aunque normalmente es un postre que suele gustar frío así que deja que se enfríe en los recipientes y cuando esté totalmente frío déjalo en la nevera hasta el momento de consumir, diría que mínimo un par de horas de nevera para que esté fresquito, y de máximo suele aguantar 2-3 días en la nevera sin problemas, aunque se va resecando, sobre todo, si no lo tapas con papel film.

Espolvorea con canela por encima o bien carameliza su superficie. Para ello puedes ver la secuencia en estas fotografías que tomé en otra ocasión que preparé arroz con leche. Echa una cucharadita de azúcar encima del arroz bien repartida, y con la ayuda de un soplete ve derritiendo el azúcar para que se forme una costra encima del arroz que cuando se enfríe estará crujiente.

¡Delicioso! ¡A disfrutar!

También te puede interesar:
Enaitz Landaburu García

Enaitz Landaburu García

Mi infancia como cocinero tuvo lugar en los mejores locales de vanguardia de los últimos años. Mecido al calor de maestros, como Alija o Berasategui, aprendí las técnicas más sofisticadas para transformar los alimentos y ofrecer texturas, formas y sabores que sorprenden al gourmet más experimentado. Exploro todas las oportunidades que la cocina me da, y me expreso a través de lo que cocino. La pasión que me mueve es tan grande que no podía encerrarla en un local, ni en un solo menú, ni en unas cifras que deban cuadrar a fin de mes. Decidí dejarme llevar por la cocina y viajar con ella. Soy un cocinero nómada. Voy aprovechando las oportunidades que me ofrece mi camino. Mi última aventura es Gastrolopithekus Eskola. Una escuela de cocina donde intento transmitir la emoción de cocinar de forma casera, las virtudes de dejar de lado la comida enlatada y reemplazarla por productos saludables, e incentivar el consumo de productos ecológicos y de cercanía.

Continúa leyendo nuestras recetas...