Crema de chocolate blanco y pimienta rosa

Un postre muy dulce y sencillo de hacer para sorprender a tus invitados, gracias a la pimienta rosa. The Good Food nos enseña la receta.

También te puede interesar:

Ingredientes:

  • 350 g de nata para montar (con al menos un 35 % de materia grasa)
  • 350 g de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 50 g de azúcar
  • 25 g de maicena
  • 150 g de chocolate blanco
  • 1 cucharadita de pimienta rosa machacada
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar moreno.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Chocolate

Elaboración:

  1. Poner al fuego la nata, la leche, una pizca de sal y la pimienta rosa machada.
  2. Dejar al fuego la crema hasta que rompa a hervir.
  3. Mientras, colocar en un bol las 6 yemas de huevo con el azúcar.
  4. Batir con unas varillas la mezcla de yemas y azúcar hasta que ambos ingredientes se integren por completo. 
  5. Añadir la maicena y continuar mezclando.
  6. Cuando la preparación de la nata rompa a hervir, incorporar al bol con la mezcla de yemas, azúcar y maicena.
  7. Mezclar bien con unas varillas hasta que quede una crema homogénea.
  8. Volver a verter esta crema a la cazuela y poner a fuego lento hasta que rompa a hervir de nuevo. Mantener en el fuego durante 2 minutos o hasta que haya espesado.
  9. Colocar el chocolate blanco en un bol.
  10. En el momento en que la crema esté en su punto, volcarla sobre las pepitas de chocolate.
  11. Mezclar bien para que le chocolate se derrita.
  12. Repartir en recipientes individuales y dejar templar a temperatura ambiente. Después, guardar en el frigorífico hasta el momento de tomar.
  13. En el momento de servirlo, espolvorear azúcar moreno y caramelizarlo con un soplete.

- Receta proporcionada por: The Good Food Company.

Así se prepara la crema de chocolate y pimienta rosa:

Los mejores trucos para preparar esta crema:

Catalina, dueña de la escuela de cocina The Good Food Company, nos propone una receta deliciosa de chocolate blanco y pimienta rosa. Esta variedad de chocolate tiene un sabor muy neutro que se ensalza con la pimienta rosa, ligeramente picante. Este postre es ideal para preparar en una comida especial. Una crema similar a la  famosa crema catalana pero que sorprende al primer bocado. Al servirse en recipientes individuales es muy cómoda en las comidas con mucha gente en casa. 

Para que la crema no se corte es fundamental seguir las instrucciones de la receta al pie de la letra, es clave verter la mezcla de nata y leche hirviendo sobre la mezcla de yemas, azúcar y maicena. Mezclar todo bien y luego ya devolverlo al cazo y volver a ponerlo al calor. También es clave batir con la varilla durante todo el tiempo que está la crema en el fuego para que no se pegue.

Elige un chocolate blanco de calidad para que tu crema tenga un sabor delicioso. Si quieres que el azúcar se caramelice mejor, utiliza azúcar moreno y usa un soplete o un quemador potente. Además, lo ideal es que lo hagas justo en el momento de servirlo, para que la humedad de la crema no acabe con el crujiente.

Para que la presentación sea más vistosa, elige un recipiente con un color llamativo para que haga contraste con la crema blanca. Puedes apostar por servir la crema en un recipiente grande o en vasitos o recipientes individuales.

Continúa leyendo nuestras recetas...