Croquetas dulces de calabaza y salsa de vainilla

Si compras la calabaza troceada, consúmela en menos de 24 horas, ya que se deshidrata rápidamente.

Ingredientes:

  • 200 g de calabaza
  • 1 cebolla tierna
  • 50 g de queso batido o requesón
  • sal
  • azúcar moreno

Para el rebozado:

  • 1 huevo
  • pan rallado
  • harina de trigo
  • aceite de oliva

Para la salsa:

  • 2 huevos
  • 300 ml de leche
  • 8 g de maicena
  • 50 g de azúcar
  • 2 vainas de vainilla natural
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Pela la calabaza y córtala en trozos regulares. Cocínala en el microondas durante unos 10 minutos a máxima potencia, hasta que se ablande.
  2. Pocha la cebolla en una sartén y, cuando empiece a tomar color, añade dos cucharadas de azúcar moreno y una pizca de sal. Carameliza bien la cebolla e incorpora la calabaza cocida chafada con un tenedor. Mézclalo todo.
  3. Deja enfriar la masa estirada. Dale forma de croquetas y rebózalas en harina –eliminando bien el exceso–, huevo, batido y pan rallado. Por último, fríelas en aceite bien caliente, hasta dorarlas.
  4. Para preparar la salsa, infusiona las vainas de vainilla abiertas a lo largo en un cazo al fuego con la leche que esté caliente.
  5. Separa las yemas de los huevos y mézclalas con una varilla con el azúcar y la harina de maíz. Mezcla la leche colada e infusionada con la mezcla y caliéntala a fuego muy lento, sin que llegue a hervir, moviendo con unas varillas. Cuando veas que la salsa empieza a espesar, retírala del fuego. Sirve junto con las croquetas en frío o caliente.

Continúa leyendo nuestras recetas...