Melocotones al vino tinto y miel

Benefíciate de todas las propiedades del melocotón con este postre aromático y rápido de hacer. Además está delicioso.

Ingredientes:

  • 8 melocotones
  • 100 g de miel
  • 2 dl de vino tinto
  • 1 palo de canela
  • 4 anises estrellados
  • 2 clavos
  • 1 rama de romero.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Fruta
Vegetarianos
Sin gluten

Elaboración:

  1. Lavar y secar los melocotones.
  2. Escaldarlos en agua hirviendo durante 5 minutos.
  3. Pelarlos y meterlos en agua fría.
  4. Volver a escurrirlos y dejarlos sobre papel absorbente de cocina.
  5. Partirlos por la mitad.
  6. Deshuesarlos con cuidado para no romperlos y cortar cada mitad en dos.
  7. Cocer el vino a fuego vivo durante 5 minutos.
  8. Agregar la miel, el palo de canela, los anises estrellados, los clavos y la rama de romero.
  9. Incorporar los melocotones y cocer a fuego suave 5 minutos.
  10. Retirar del fuego y dejar enfriar.
  11. Servirlos junto con la salsa de vino y miel.

Claves para preparar unos melocotones al vino tinto perfectos:

Los melocotones al vino y miel son un postre muy sencillo, barato y lleno de sabor. Además de ser una receta económica, esta deliciosa fruta tiene muchos beneficios para la salud. Preparando este postre puedes disfrutar de todo el sabor del vino y la miel junto con el dulzor característico de una de las frutas veraniegas por excelencia.

Aprovecha la temporada del melocotón (de mayo a septiembre) para adquirir este producto sabroso en su mejor momento. En ella puedes encontrar un aliado contra las digestiones pesadas, ya que es un fruto colorético y por lo tanto ayuda a la disolución de grasas.

Su alto contenido en fibra la convierte en una de las mejores frutas para combatir el estreñimiento y los problemas digestivos. Tiene un alto porcentaje de agua y un elevado contenido en potasio, sustancia que te ayudará si buscas depurar tu cuerpo de una forma saludable y eliminar toxinas sobrantes. Además, con su consumo puedes encontrar un saciante natural por su contenido en agua.

En verano la circulación de tu cuerpo se ralentiza. Termina con este problema con el melocotón, ya que su consumo incrementa la microcirculación venosa y la resistencia de los capilares. Los flavonoides que posee son potentes antiinflamatorios.

El melocotón es una de esas frutas que contiene betacarotenos, de ahí su color anaranjado. Entre otros muchos beneficios, este antioxidante protege la salud de tus ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.

Pare elegir el melocotón perfecto, su olor debe de ser dulce y su piel no tiene que tener partes verdes, golpes o cortes. El melocotón maduro tiene un color rosáceo y amarillo.

En ocasiones la miel que adquieres en los supermercados tiene azúcares añadidos. Si tienes la ocasión hazte con miel lo más natural posible, donde el dulzor se lo aporte la fructosa y no el edulcorante artificial.

La miel es uno de esos alimentos que han sido calificados como medicamentos naturales. Algunas de las propiedades más conocidas son su poder como relajante o desfatigante, además de su poder para prevenir o aliviar las infecciones de garganta.

Incorporar el vino tinto a tus platos te permite beneficiarte de algunas de sus propiedades. El consumo ocasional del vino favorece la digestión por sus bacterias enológicas con propiedades probióticas.

Isabel Pérez

Isabel Pérez

Continúa leyendo nuestras recetas...