Pastel de fresa con nata montada

Puedes dejarlo un rato en la nevera, si te gustan los postres fríos, está tan bueno como a temperatura ambiente.

Ingredientes:

  • 125 g de harina
  • 125 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 limón (opcional)
  • 500 g de fresas
  • azúcar glas
  • 250 ml de nata para montar
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Fruta
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Monta en un recipiente las claras y, en otro, las yemas. Cuando las claras estén un poco montadas, añade el azúcar. Luego, junta las yemas y, cuando la mezcla sea homogénea, agrega la harina sin dejar de remover, hasta obtener una fina masa. Pon la masa en el horno precalentado a 180 °C, y deja cocer unos 35 minutos. Deja enfriar.
  2. Monta la nata. Corta las fresas, pero deja algunas con el rabillo verde. Corta el bizcocho por la mitad y rellénalo de nata. Coloca encima las fresas y pon la otra parte del bizcocho. Decora con fresas y azúcar glas.

Otras maneras de comer fresas

Las fresas son una fruta dulce y deliciosa y cuya temporada es en invierno. Normalmente, se suelen comer con nata montada o en postres. No obstante, existen múltiples formas de consumirlas y disfrutar de todo su sabor.

Por ello, te proponemos varias formas de consumirlas.

En primer lugar, la 'fondue' de chocolate. Este postre es una forma excelente de comer fruta fresca. Para ello, solo tienes que calentar chocolate en el recipiente de la 'fondue' y preparar tus aperitivos favoritos. Cuando el chocolate esté fundido, colocamos las fresas en palillos y a disfrutar. El chocolate más recomendable es el puro, pero puedes probar con chocolate con leche, o incluso, chocolate blanco. Es rápido y delicioso. Además, si quieres ser un poco más original, prueba a cortar las fresas con moldes de formas. A los niños les encantarán.

Por otro lado, las fresas se pueden rellenar de una crema dulce. Para hacerlas, tienes que hacer cortes a la fresa e introducir tu relleno favorito. Se puede hacer con dulce de leche, leche condensada, nata o lo que tú prefieras. Recuerda que los cortes deben de ser horizontales al rabito de la fresa.

Otra forma similar a esta son las fresas rellenas de nata con frutas del bosque. Solo tienes que extraer la carne de la fresa, rellenarlas con nata montada y coronas con frutas del bosque. Un plato sencillo y muy llamativo. 

Para los amantes de la Nutella, las fresas se pueden preparar en mini crepes. Para la base, utilizaremos rodajas de plátano. A continuación, incorporamos Nutella y coronamos con media fresa partida en una brocheta. 

Las fresas quedan también espectacular maceradas con azúcar. Para ello, tienes que mezclarlas con una cucharada sopera de vinagre y azúcar y dejar reposar varias horas en la nevera. Después lo sirves en un cuenco y a disfrutar. De esta manera, las fresas se conservarán varios días.

Un aperitivo rápido y delicioso, es pan con queso y fresa. Solo tenemos que cortar varios trozos de pan tostado, untamos queso tipo crema, agregamos varios trozos de fresas e incorporamos una planta aromática. 

Si quieres preparar una bebida sana a base de fresa, puedes preparar agua con hielo aromatizada. En un vaso grande, echa hielo, pepino, menta, fresa y lima. La fruta debe estar cortadas en rodajas. Es una bebida refrescante y deliciosa. Otra bebida rica y sana son los batidos de fruta. Echa en la batidora leche, fresas, plátano y hielo picado. Y ya tendrás listo tu  smoothie.

Para los más atrevidos, puedes echar fresas al guacamole. El contraste de sabores es espectacular.

Continúa leyendo nuestras recetas...