Pastel de manzana y miel

Inspirada en la receta clásica de cocina alemana que forma parte del libro Unser Kochbuch No. 1.

Ingredientes:

iStock
iStock

Para el relleno:

  • 4 manzanas cortadas por la mitad de tu variedad favorita, peladas y sin corazón
  • 2 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de azúcar granulada

Para la masa: 

  • 125 gramos de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 6 cucharadas de azúcar granulada
  • Un cuarto de taza de miel natural al gusto
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 grandes huevos, separados clara de yema
  • 2 pizcas grandes de sal
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • Una taza y un cuarto de otra de harina de trigo

Para glasear

  • Un cuarto de una taza de miel
  • Una pizca de sal
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Fruta

Elaboración:

  1. Calienta el horno a 180º y cubre un molde desmontable o de silicona con mantequilla, aceite de oliva o un spray antiadherente.
  2. Prepara las manzanas por la mitad, peladas y sin corazón. A continuación, coloca las manzanas con el lado cortado hacia abajo sobre una tabla de cortar. Usa un cuchillo del tamaño adecuado para crear rodajas finas paralela. Es aconsejable que simplemente dejes preparado todo lo necesario para este paso y lo afrontes justo al final, antes de poner las manzanas sobre la base de la tarta, para que no se oxiden las manzanas.
  3. En un bol grande, mezcla las manzanas con el zumo de limón y dos cucharadas de azúcar granulada.
  4. Prepara la base de la tarta: bate la mantequilla y el azúcar granulada en un tazón con las varillas eléctricas hasta que quede esponjoso.
  5. Agrega la miel y bate de nuevo hasta que esté combinado.
  6. Agrega la vainilla y las yemas de huevo, y bate otra vez con mimo hasta que se mezclen.
  7. Espolvorea sal y la levadura en polvo sobre la masa de la tarta y mezcla un momento, apenas  5 segundos, hasta que se fundan y desaparezcan.
  8. Agrega la harina, primero una mitad y luego el resto, mezclando solo hasta que esté todo combinado.
  9. Por otro lado, en un recipiente aparte, con las varillas de batir limpias, bate las claras de huevo hasta que estén firmes.
  10. Agrega un cuarto del resultado a la masa de la tarta para aligerarla un poco.
  11. A continuación, ve añadiendo el resto en tres partes más hasta que todo esté montado. Al comienzo, verás que parece imposible manejar la mezcla porque la masa es muy rígida, pero si lo haces despacio, con cuidado, y sin parar, lo conseguirás poco a poco.
  12. Una vez hecho, extiende la masa en el molde, alisando la parte superior. Puedes poner papel de horno o no según sea el molde con el que trabajas.
  13. Sobre la masa, coloca las láminas de manzana montando ligeramente los bordes de una con otra para que no quede espacio libre y el dibujo sea bonito. Ponlas con cuidado, sin presionar sobre la masa.
  14. Hornea la tarta de manzana de 35 a 40 minutos. Estará listo cuando con el pincho o palillo salga limpio al introducirlo en el centro de la misma.
  15. Deja que repose y se temple durante cinco minutos.
  16. Sácala del molde y deja que se enfríe y no cortes las porciones hasta que no la vayas a servir para que así no se seque tanto. 

Se puede almacenar a temperatura ambiente ese día pero al tener huevo, si sobra, es aconsejable guardarla en la nevera. Se sirve con un poquito de miel por encima (opcional).

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}