Pasteles de ruibarbo y queso, una delicia que te encantará probar

¿Alguna vez has probado el ruibarbo? Esta verdura de color rosa y sabor ligeramente ácido es perfecta para elaborar postres. Si quieres comerla, pruébala junto con estos pastelitos de queso que te encantarán.

Ingredientes:

Pasteles de ruibarbo y queso
iStock

Para la masa:

  • 470 gramos de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de ralladura de naranja
  • 1 cucharada de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de sal de mesa
  • 1 1/2 tazas de mantequilla sin sal, muy fría y cortada en cubos pequeños
  • 1 taza de suero de leche

Para el relleno de ruibarbo:

  • 455 gramos de tallos de ruibarbo, recortados
  • 1/3 taza de azúcar granulada

Para el relleno de queso:

  • 100 gramos de queso crema
  • 1/3 taza de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 1 yema de huevo grande
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
6 comensales

Elaboración:

Para hacer la masa:

  1. Mezcla la harina, la ralladura, el azúcar y la sal en el fondo de un tazón grande y ancho.
  2. Con una batidora de repostería, dos tenedores o las yemas de los dedos, mezcla la mantequilla con la harina hasta que los trozos más grandes de mantequilla tengan el tamaño de pequeños guisantes.
  3. Incorpora 3/4 taza de suero de leche con suavidad, mezclándola hasta que se forme una masa escarpada.
  4. Mete las manos en el bol y amasa solo dos o tres veces para formar una bola. 
  5. Divide la masa por la mitad. Envuelve cada mitad en una envoltura de plástico y aplástala un poco, como un disco.
  6. Enfría las masas en la nevera durante al menos una hora.

Para hacer el relleno de ruibarbo:

  1. Coloca el ruibarbo y el azúcar en una cacerola pequeña con azúcar y revuelve para combinar.
  2. Tapa y cocina a fuego medio-bajo durante 15 minutos, sin necesidad de revolver.
  3. Aumenta el fuego a medio, retira la tapa y cocina por otros 10 a 15 minutos, hasta que el ruibarbo se rompa e, idealmente, sea lo suficientemente espeso.
  4. Extiende la mezcla en un plato grande en la nevera para que se enfríe rápidamente y luego ponla en un tazón.
  5. Manten el relleno frío hasta que lo necesites; será más espeso y más fácil de trabajar.

Para hacer el relleno de queso:

  1. Bate el queso crema, el azúcar, la ralladura, el jugo y la yema en un tazón pequeño hasta que quede suave.
  2. Manten el relleno frío hasta que lo necesites

Para montar los pastelitos:

  1. Enharina la encimera, desenvuelve la primera mitad de la masa y extiéndela, haciendo un disco plano con ella.
  2. Corta la masa en cuadraditos.
  3. Cepilla la mitad de los cuadraditos con huevo batido; estas serán las bases.
  4. Corta un pequeño orificio de ventilación en la otra mitad de los cuadrados; estas serán las partes de arriba.
  5. En el centro de cada cuadradito base, pon una cucharada pequeña de queso crema y otra de ruibarbo encima. Cubra cada pastelito con su otra mitad y con los dedos, sella los bordes de la masa juntos.
  6. Cepilla la parte superior con huevo y espolvorea los pastelitos generosamente con azúcar gruesa. 
  7. Repite el proceso con la otra mitad de masa.
  8. Hornea los pastelitos de 15 a 20 minutos a 190ºC, hasta que estén inflado y dorados.
  9. Déjalos enfriar a temperatura ambiente antes de servir. ¡Y a disfrutar de ellos!
También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...