Los trucos para preparar las mejores cigalas al horno

Despídete de los olores con esta receta que puedes preparar en 10 minutos.

cigalas
iStock

La  cigala es uno de los mariscos más fáciles de preparar, uno de lo más sabrosos y también uno de los más nutritivos. Similar a la lagosta, es más baja en calorías y cuenta con un gran aporte en proteínas. Este crustáceo también contiene una importante cantidad de calcio, fósforo, yodo y potasio, minerales indispensables para el sistema nervioso, para el mantenimiento en buen estado de los huesos y el buen funcionamiento de las células.

Tanto cocidas como a la plancha, las cigalas son un pequeño manjar al que pocas personas se pueden resistir. El único incoveniente que presentan es que cuando se preparan a la plancha siempre sueltan mucho olor, que se suele quedar impregnado en las paredes durante todo el día. Si quieres evitar este pequeño problema, puedes probar a cocinarlas al horno, con una receta de lo más fácil -e igual de rica- que no dejará rastro alguno en tu cocina. Solo necesitas unos 10 minutos para preparla. ¡Te contamos cómo se hace!

Ingredientes:

  • Cigalas medianas. Con unos 600 gramos bastará
  • 4 ramas de perejil fresco.
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml de vino blanco.

Cómo preparar cigalas al horno

Una vez que pongas el horno a precalentar -a 200ºC- y saques las cigalas de la nevera para que se atemperen, prepara el aliño. En un pequeño bol mezcla con unas varillas el perejil (previamente picado), los dientes de ajo picados muy finos, el puñadito de sal, el aceite de oliva virgen extra y el vino blanco.

cigalas al horno
iStock

Coloca las cigalas con el caparazón hacia abajo en una fuente de horno y riégalas con el aliño recién preparado. Intenta repartirlo de forma que ninguna parte de la cigala quede seca.

Horneálas durante unos diez minutos. El tiempo es orientativo: a partir de los 7 u 8 minutos comienza a fijarte en ellas: cuando la carne de las cigalas esté blanca, ya puedes retirarlas. De media, las cigalas más grandes tardan algo más, unos 12 minutos, en estar listas.

A la hora de servirlas, dáles la vuelta en la fuente para que la presentación sea más estética, y decóralas si quieres con limón o alguna especia. ¡Sírvelas calientes y a disfrutar! La receta es de lo más sencilla, ¿has visto? Por último, te recomendamos que las marides con un buen vino blanco o un espumoso.

También te puede interesar:

Continúa leyendo