Cazuela de champiñones gratinados

Coge una cazuela grande y prepara esta receta sencilla pero muy resultona que es ideal para compartir en comidas de picoteo.

Ingredientes:

Depositphotos
Depositphotos
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • Un kilo de  champiñones aproximadamente
  • 5 o 6 dientes de ajo
  • Sal y pimienta negra
  • Una cucharada generosa de queso crema
  • 1 taza de queso gruyere, cheddar rallado, u otro similar al gusto
  • 2 tazas de pan rallado
  • 1 taza de parmesano rallado
  • 1/2 taza de perejil fresco picado
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Setas
Vegetarianos

Elaboración:

  1. En una cazuela grande -las sartenes no siempre son tan grandes como estas-, a fuego medio alto, cocina los champiñones mezclados con el ajo, el perejil, la sal y la pimienta negra. Si no tienes una sartén o cazuela muy grande, aunque los hongos reducen su tamaño, puedes hacerlo en dos tandas dividiendo las cantidades a la mitad. Deja que el jugo se evapore casi en su totalidad.
  2. Con todos los champiñones juntos, añade el queso crema y mezcla para que se funda y añade textura al fundirse con el caldito que quede de las setas. Pon buena parte del pan y del parmesano, guardando una parte de ambos, otra pizca de perejil si te había sobrado, y todo el queso para fundir. Simplemente mezcla bien para que coja temperatura y pásalo a la fuente apta para el horno.
  3. Antes de meter la fuente en el horno, derrite la mantequilla en un cazo.
    Mezcla la mantequilla derretida con el resto del pan y el parmesano y una pizca de sal. Espolvorea la mezcla sobre la fuente con los champiñones y al horno.
  4. Hornea 25-30 minutos a 180ºC. Espera a que el electrodoméstico marque que ha alcanzado dicha temperatura para introducir la cazuela en él. Estará lista cuando la capa superior esté dorada y crujiente.
  5. Sírvelo en porciones. Es un plato contundente por lo que es recomendable tomar una pequeña porción a modo de aperitivo, entrante o como parte de una comida de picoteo. 
     
Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}