Ensalada griega de garbanzos

Una forma fresca y sencilla de preparar los garbanzos. Esta ensalada griega de garbanzos es increíble tanto para verano como para cualquier época del año.

También te puede interesar:

Ingredientes:

  • 1 tarro de garbanzos cocidos
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolleta
  • 1 pepino
  • 1 diente de ajo
  • 200 g de queso feta
  • 3 cuch. de zumo de limón
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 2 yogures griegos
  • Sal
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Legumbres
Vegetarianos
Sin gluten

Elaboración:

  1. Escurrir los garbanzos, pasarlos por agua fría y volver a escurrirlos.
  2. Ponerlos en una ensaladera y mezclarlos con la cebolleta y los dientes de ajo pelados y picados.
  3. Lavar el pimiento, secarlo y picarlo.
  4. Mezclarlo con los garbanzos.
  5. Lavar el pepino, pelarlo a medias y cortarlo en láminas finas.
  6. Ponerlas en un colador con sal y dejar reposar durante 15 minutos.
  7. Cortar el queso feta en daditos regulares.
  8. Mezclar el zumo de limón con el aceite y la sal.
  9. Incorporar a la ensaladera junto con el queso.
  10. Pasar los yogures a un bol y mezclar con las láminas de pepino.
  11. Verter sobre los garbanzos.

¿Qué debes saber de la ensalada griega con garbanzos?

Como su propio nombre indica, esta ensalada es típica de Grecia, su receta original es sin garbanzos y yogurt. Se elabora con los productos típicos del país, la original lleva también aceitunas negras y es una receta de verano. 

Un plato muy sano, nutritivo y saciante, con tan solo 250 calorías. Si quieres seguir restándole calorías prueba a eliminar los yogures griegos, su sabor es más fresco y natural, además de engordar menos.

Los garbanzos son originarios de la dieta mediterránea, aunque en algunas zonas de Oriente Medio, es típico usarlos como harinas para rebozados y masas, siendo su forma más común de consumo el paté o hummus

Valores nutritivos de los garbanzos

Se trata de una variedad de legumbre, es rica en proteínas e hidratos de carbono, por lo que aporta energía a tu organismo. Es rico también en fibra, que regula el tránsito y ayuda a prevenir el estreñimiento. 

Es un alimento muy recomendado para personas que tienen un poco alto el colesterol malo, ya que el garbanzo ayuda a reducir sus niveles. 

Respecto a su aporte vitamínico es rico en vitaminas del grupo B y en menor proporción vitamina A y C. Es una potente fuente de calcio, hierro, yodo, magnesio, potasio, sodio, selenio y zinc.

Usos de los garbanzos en la cocina

Es una legumbre que ofrece múltiples de opciones en la cocina, desde guisos hasta ensaladas. Dependiendo del plato que vayas a elaborar es importante que optes por un tipo de garbanzo u otro. En España el más consumido es el garbanzo castellano, que el mítico garbanzo de tamaño medio y amarillento.

Es aconsejable comprarlos en seco y cocerlos en casa, así se conservarán durante más tiempo y en mejores condiciones. Al ser un alimento saciante, debes tomarlo con moderación, la medida perfecta estaría entre 2 y 3 veces a la semana.

Consejo, si no tienes garbanzos en frasco, puedes hacer este plato con los garbanzos tradicionales de toda la vida, tardarás un poco más pero el sabor será igual de bueno o incluso mejor. 

Disfruta de esta legumbre tan polivante y nutritiva. Además es muy asequible económicamente.

Continúa leyendo nuestras recetas...