Vídeo de la semana

Tortilla de patatas con alcachofa: ¿te atreves a probarla?

Descubre esta receta supersabrosa y nutritiva con patatas y este vegetal tan agradecido. ¡Te encantará!

tortilla
iStock

Es, sin lugar a dudas, una de las joyas de nuestra gastronomía. La tortilla de patatas es un plato castizo que gusta a todo el mundo. Más allá del eterno debate de si deben incluir cebolla o no, lo cierto es que las tortillas de patatas se pueden preparar con más ingredientes además de la patata y el huevo: las hemos visto rellenas de pimientos, de cangrejo, de queso de cabra, de tomate, de jamón york… y como te proponemos ahora, de alcachofas.

Esta receta es perfecta para amantes de las verduras, o personas que simplemente busquen incorporar más vegetales a su dieta. El resultado es una tortilla jugosa y con un sabor espectacular, que se convertirá, sin duda, en una de tus nuevas favoritas. ¿Interesada en aprender a prepararla? ¡Toma nota!

Ingredientes que necesitas:

  • 6 huevos
  • 5 alcachofas frescas
  • Media cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 patatas
  • Aceite de oliva
  • 1 limón
  • Una pizca de pimienta negra y sal

Paso a paso

Para empezar prepara un bol de agua fría con limón. Luego, lava las alcachofas, deshójalas hasta que llegues a su parte central o corazón y corta sus puntas. Pártelas por la mitad, córtalas en láminas finas y sumérgelas en el agua para que no se oxiden. Por otro lado pela las patatas y láminas de igual forma. Haz lo mismo con la cebolla: pélala y córtala en juliana. Por último, pica los dientes de ajo y reserva los ingredientes.

Pon un chorrito de aceite de oliva a calentar en una sartén y cuando esté caliente, añade los ajos y las alcachofas escurridas. Cuando las alcachofas estén crujientes, apártarlas del fuego. En otro sartén, carameliza la cebolla, retírala y después, cocina las patatas con un poco de sal hasta que se ablanden y se doren.

Bate los huevos en un bol grande, salpimiéntalos e incorpora las cebollas, las patatas y las alcachofas a la mezcla líquida, removiendo para que todos los ingredientes se integren bien. Ya sólo queda hacer la tortilla: vierte la mezcla con cuidado a la primera sartén con un chorrito de aceite para que no se pegue, deja que se haga a fuego medio bajo por un lado y cuando la superficie se cuaje, voltéala con la ayuda de un plato para terminar de hacerla por el otro lado.  ¡Y listo! Sírvela caliente en un plato grande y ya puedes disfrutar de la tortilla de patatas con alcachofas más deliciosa.

Continúa leyendo