El huevo frito crujiente

Te explicamos de manera breve y concisa como conseguir el huevo frito crujiente y con puntilla perfecto.

Ingredientes:

Pexels
Pexels
  • Aceite de oliva virgen extra en cantidad
  • 1 huevo, de cualquier tamaño
  • Sal
  • Pimienta
  • Hierbas y especias al gusto
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
1 comensales
Tipo de receta: Huevos

Elaboración:

  1. A fuego alto, calienta una sartén durante un minuto completo. Agrega un buen chorro de aceite de oliva virgen extra que cubra la sartén y déjalo calentar hasta que empiece a humear, otros 30 segundos.
  2. Agrega el huevo, reduce el fuego a medio alto y da un paso atrás para protegerte del aceite que empezará a saltar -no te olvides de ponerte delantal-
  3. En un minuto, deberían ponerse marrones los bordes del huevo frito, pero no lo toques ni lo muevas.
  4. Lo único que tienes que hacer es ir echando aceite caliente de la propia sartén sobre la parte superior del huevo. Como si lo mojaras con el aceite.
  5. Déjalo cocinar hasta que la clara se vea completamente opaca, otros 30 segundos. Aunque puede que te lleve 1 minuto más.
  6. Retirar del fuego. Intenta hacerlo sin que la yema se pase. No pierdas el tiempo porque unos segundos pueden marcar la diferencia entre una yema líquida perfecta y una que no lo esté.
  7. Mete una espátula de metal delgada debajo del huevo, aflojando suavemente las partes pegadas.
  8. Transfiere al plato al que vaya a acompañar, ya sean tostadas, arroz frito, pisto, patatas fritas con un tercer ingrediente, etcétera.
  9. Espolvorea las especies y hierbas que te gusten sobre el huevo (puedes ir variando hasta dar con tu favorita)
  10. Puedes servir con salsa picante o algún otro condimento a tu gusto. 

Hay quien da un último paso previo a sacar el huevo: darle la vuelta 30 segundos y dejar la yema bocabajo. Hasta que esté la yema casi cuajada, pero no por completo. Este truco es muy interesante si vas a usar el huevo para hacerte un sándwich dejando el centro del mismo abierto para mojar en la yema -o cerrado si no quieres complicarte la vida-.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}