Guiso de patatas con langostinos

Un guiso marinero perfecto para el invierno. Se prepara en muy poco tiempo y es ideal para llevar al trabajo. No te pierdas la receta paso a paso de esta cazuela de patatas y langostinos.

Guiso de patatas con langostinos

Tiempo de preparación:

15 min

Tiempo de cocción:

15 min

Tipo de receta:

Pescado

Receta para 4 personas

Apto para celiacos

Apto para vegetarianos

Económica

Ingredientes:

  • 500 g de patatas
  • 300 g de langostinos crudos
  • 3 escalonias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • sal.

Elaboración:

  1. Quitar las cabezas a los langostinos y pelarlos. Saltear en 2 cucharadas de aceite las cabezas y las cáscaras hasta que se doren.
  2. Mojarlas con 300 ml de agua; llevar a ebullición y cocer 10 minutos. Durante la cocción, aplastarlas con una cuchara para recuperar los jugos del marisco; colar y reservar.
  3. Pelar y chascar las patatas. Pelar y picar las escalonias y los dientes de ajo. Cortar la guindilla en aros y retirar las simientes. Calentar el aceite restante en una cacerola y rehogar las escalonias y el ajo sin que cojan color. Incorporar las patatas y saltear a fuego vivo durante 3
  4. Agregar la guindilla y mojar con el caldo de los langostinos. Cocer a fuego suave durante 20 minutos.
  5. Dos minutos antes de terminar la cocción, incorporar los langostinos; sazonar.
  6. Retirar del fuego, espolvorear con el cebollino picado y servir inmediatamente.

¿Qué deberías saber de los langostinos?

Los langostinos nos aportan proteínas de alto valor biológico y, además, tienen pocas calorías (110 gramos por cada 100 gramos). Entre sus propiedades nutricionales destaca su contenido en vitaminas del grupo B y E y en magnesio, hierro y sodio. De hecho son buenos para prevenir la anemia.

Una de las principales ventajas de este marisco es su versatilidad, ya que los langostinos se pueden usar en muchas recetas, pero también servir como un aperitivo, bien cocidos o bien asados.

Si quieres ahorrar unos euros, puedes comprar langostinos congelados, que mantienen intactas todas sus propiedades nutritivas y, para esta receta, no necesitas sacarlos con antelación del congelador. Con sacarlos del congelador unos minutos antes de empezar a cocinar para poder pelarlos sin dificultad, es más que suficiente.

Trucos para conseguir un guiso de patatas y langostinos perfecto:

Es fundamental que los langostinos, que son la clave de este guiso, sean de calidad. Pueden ser frescos o congelados, pero asegúrate de que tienes una buena materia prima.

El caldo de los langostinos es la base del guiso, ya que las patatas lo absorberán durante la cocción y es lo que dará sabor, por lo que es fundamental hacerlo. Si, además, tienes algún fumet de pescado blanco en el congelador, puedes usarlo en vez de agua y conseguirás un sabor aún más potente.

También es importante chascar las patatas y no cortarlas enteras con el cuchillo para que liberen almidón durante la cocción y engorden el guiso.

Los langostinos prácticamente no necesitan cocción así que, ¡cuidado con no pasarlos! Tienes que ponerlos justo cuando las patatas estén bien tiernas,  ya que en dos minutos o menos estarán perfectamente hechos.

De hecho, si vas a llevarte el guiso al trabajo y lo vas a calentar en el microondas después, es casi mejor añadirlos y apagar el fuego. Dejar la cazuela tapada un minuto para que se hagan ligeramente con el calor remanente y que terminen de hacerse cuando recalientes el tupper al día siguiente.

Etiquetas: Guiso, Marisco, Patatas

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS