Patatas guisadas con huevo escalfado

Este guiso tradicional es fácil de hacer, perfecto para un día fresco y muy económico. Con muy pocos ingredientes básicos te marcarás un plato de lujo.

Patatas guisadas con huevo escalfado

Tiempo de preparación:

15 min

Tiempo de cocción:

30 min

Tipo de receta:

Patatas

Receta para 4 personas

Apto para celiacos

Apto para vegetarianos

Económica

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200 g de patatas
  • 2 tomates
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 l de caldo de verduras
  • 4 rebanadas de pan tostado
  • Unas hebras de azafrán
  • Sal
  • Pimienta molida.

Elaboración:

  1. Escaldar los tomates 1 minuto. Refrescarlos en agua fría, pelarlos, retirarles las simientes y cortarlos en dados.
  2. Pelar la cebolla y los dientes de ajo; picarlos.
  3. Cortar el puerro en rodajas. Pelar las patatas y chascarlas.
  4. Calentar el aceite en una cacerola y rehogar la cebolla y el puerro sin que adquieran color.
  5. Agregar los tomates, el ajo, el azafrán y el caldo de verduras. Llevar a ebullición; incorporar las patatas y cocer a fuego suave durante 20 - 25 minutos o hasta que las patatas estén tiernas. Salpimentar al gusto.
  6. Cascar los huevos, de uno en uno, en una taza y deslizarlos en el caldo. Cocerlos durante 4 minutos sin dejar que el caldo hierva.
  7. Mientras tanto, con la ayuda de una espumadera, envolver la yema con la clara.
  8. Acompañar el guiso con las rebanadas de pan tostado. Servir enseguida.

¿Sabías que…?

El azafrán es una de las principales especias de la dieta mediterránea. La parte que se utiliza para cocinar son sus hebras, a las que llaman ‘oro rojo’ por su alto precio y su gran valor gastronómico.

El azafrán le da color a los platos y les aporta un sabor muy interesante. Siempre se debe conservar en un tarro de cristal y en un lugar fresco y seco.

Más información sobre las patatas guisadas:

En este plato las patatas son las absolutas protagonistas, por lo que es importante escoger una variedad que funcione bien en los guisos, que se quede tierna y no se deshaga durante la cocción.

Preparar un buen fondo es clave para conseguir un guiso con sabor. Cuando poches la cebolla y el puerro, hazlo a fuego bajo para que las verduras se vayan caramelizando y aportando todo su sabor. Con respecto al caldo de verduras, lo mejor es apostar por un caldo casero que esté lleno de sabor.

Este guiso es ideal para hacerlo a fuego lento, para que la salsa se vaya concentrando poco a poco y absorbiendo todos los sabores de las verduras. Conseguirás un plato muy sabroso,m perfecto para un día de otoño o de invierno.

El huevo le aporta un toque de proteínas a esta receta en la que los hidratos de carbono son los protagonistas. Por lo tanto, como entrante puedes tomar algo de carne o de pescado para tener un menú equilibrado.

Estas patatas guisadas con huevo escalfado funcionan muy bien para llevar en tupper, ya que se pueden recalentar si ningún problema en el microondas con buenos resultados. Lo que no se recomienda es congelar, ya que la patata perderá toda su textura al descongelar.

Etiquetas: Guiso, Patatas, Recetas baratas, Recetas de invierno

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS