Sopa especiada de melón con cecina

El melón es una de las frutas favoritas de los españoles presente en todas las comidas de verano. Dale una vuelta y prepara esta deliciosa sopa de melón con cecina como primer plato o entrante: refrescante y fácil.

Ingredientes:

  • 1 melón
  • 4 lonchas finas de cecina
  • 1 naranja
  • el zumo de 1 limón
  • un pellizco de nuez moscada
  • 2 cuch. de aceite de oliva virgen
  • 3 clavos de olor
  • 1 cuch. de semillas de sésamo tostadas
  • Pimienta blanca molida
  • sal.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta
Light

Elaboración:

  1. Pelar el melón, retirarle las pepitas y trocearlo.
  2. Triturar en la batidora con el zumo de limón.
  3. Añadir agua hasta obtener una sopa.
  4. Agregar la nuez moscada, los clavos y el sésamo.
  5. Salpimentar y conservar en la nevera durante 3 horas.
  6. Pelar y cortar la naranja en dados regulares, no muy grandes.
  7. Saltearlos en 1 cucharada de aceite y salpimentar.
  8. En el aceite restante, freír la cecina hasta que esté crujiente.
  9. Sacar y escurrirla bien.
  10. Servir la sopa muy fría, con los dados de naranja y la cecina por encima. 

Consejos para que la sopa de melón quede perfecta:

Si quieres darle un toque distinto y más ligero a esta crema, sustituye las tiras de cecina por unas tiras finas de bacalao previamente desalado. De esta manera pasarás a ingerir 140 calorías que te aporta la cecina, a 15 calorías del bacalao. Estas cifras se miden por ración.

Aprovecha la temporada de verano para adquirir un melón de calidad. Los veranos secos y calurosos, como los de España, hacen que los melones maduren y alcancen un sabor delicioso y una calidad envidiable.

Para elegir el melón ideal para tu sopa fría y evitar que esté insípida, apuesta por uno de color amarillento. No solo tienes que fijarte en esto, ten en cuenta el olor: el olor dulce es una buena señal que indica la madurez idónea y que ha alcanzado el punto perfecto. Maduro, sí, pero no en exceso. Si agitas el melón y escuchas que se mueve algo dentro es que está demasiado maduro. ¡Descartado!

La cecina aporta a este plato un extra de vitaminas del grupo B y de sodio en forma de sal. Si tienes la oportunidad, hazte con una cecina de calidad procedente de León, una de las más célebres y mejores de todo el país.

El limón, presente en esta receta, es rico en minerales, oligoelementos y vitamina C. Las sustancias más beneficiosas son el calcio, el hierro, el sodio, el potasio, el fosfato, el fósforo, el magnesio y el cobre. La combinación de todos ellos convierte al limón uno de los alimentos más depurativos para el organismo.

Esta receta también incluye la naranja, una fruta que posee un cóctel de vitaminas y antioxidantes, como son la vitamina C y los betacarotenos. Apuesta por esta fruta para favorecer la renovación celular de tu piel y estimular la formación de colágeno. ¡Todo un acierto para la salud de tu piel!

Esa sopa especiada de melón y cecina, servida bien fría, es ideal para combatir el calor. Una gran propuesta para las comidas y cenas de verano, ya que es un plato nutritivo, refrescante y muy sabroso. Además, otra de las ventajas de esta receta es que la tienes lista en muy poco tiempo. Solo debes hacerla con unas horas de antelación para que le de tiempo a enfriarse bien en el momento de tomarla.

Isabel Pérez

Isabel Pérez

Continúa leyendo nuestras recetas...