Revista Mía

¿Te aburre la avena? ¡10 maneras de comerla para que cambies de opinión!

Es el alimento estrella de la alimentación 'healthy' por sus muchas propiedades. Si aún no lo has explorado lo suficiente, aquí van algunas ideas para ponerla en tu lista de favoritos.

Esto va dirigido a las que habéis ido a comprar un paquete de copos de este cereal y no sabéis muy bien qué hacer con él, más allá de echarlos en la leche. Os resulta sosa, pero eso es porque aún no la conocéis en profundidad. Te vamos a iluminar con 10 maneras deliciosas y nada aburridas de comer avena, aunque lógicamente hay muchas más que deberás explorar por ti misma. En cuanto acabes con la galería, este alimento saldrá de su olvido para ser la nueva estrella de la cocina. Si las influencers de la vida healthy la adoran, ¿cómo no vas a hacerlo tú?
La avena es muy utilizada en los desayunos, no hay más que ver el perfil de las redes sociales de algunas famosas. La propia Pilar Rubio nos contaba hace unas semanas qué tomaba cada mañana y ahí estaba este cereal.  "Me encanta desayunar un buen bol de fruta de temporada, batido de proteínas con copos de avena, nueces, semillas de cáñamo, con plátano y con leche de coco", confesaba. El porridge también se ha puesto muy moda y te recomendamos probarlo solo, con plátano y canela o con frutos secos. Lo de mezclar los copos con yogur también es otro básico, pero hay mucho más. Pan, repostería, guisos, cremas... la avena tiene muchos usos culinarios.
Y te estarás preguntando por esa manía que le ha entrado a todo el mundo por comer este alimento. Pues de manía nada, porque tiene muchísimas propiedades beneficiosas para el organismo que no debes pasar por alto. Toma nota de algunas:
- Te ayuda a perder peso, porque sus carbohidratos son de absorción lenta, lo que hace que estés más saciado durante más tiempo y, por tanto, evites el picoteo.
- Ayuda a controlar el azúcar en sangre debido a su alto contenido en fibra soluble. Los betaglucanos forman una especie de gel durante la digestión que hace que el vaciado del estómago sea más lento, así como el paso del azúcar a la sangre.
- Reduce el colesterol malo gracias a los polifenoles, que ayudan a evitar la oxidación del colesterol. Para aprovechar esta cualidad, se recomienda acompañar la avena de alimentos que sean altos en vitamina C como algunas frutas.
- Cuida la microbiota intestinal, alimenta los tejidos de los músculos y equilibra el sistema nervioso.
Dicho todo esto, sólo queda aprender a introducirla en la cocina y disfrutar.
tracking