Revista Mía

Trucos para comer más sano sin apenas darte cuenta

Mejorar tu salud no tiene por qué implicar grandes cambios. Te damos diez pautas para llevar una alimentación más 'healthy' sin mucho esfuerzo. ¡Toma nota!

Uno de los propósitos de año nuevo más repetidos es el de comer más saludable. A diferencia de lo que muchas personas creen, alimentarse bien no es sinónimo de comer poco, ni tampoco conformarse con una triste ensalada para cenar. Si quieres modificar tus hábitos para llevar una dieta más saludable, te alegrará saber que pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia.
¿Y cómo tiene que ser una dieta para considerarse saludable? Una alimentación sana y equilibrada ha de incluir una variedad de alimentos que te brinden los nutrientes para mantenerte sana. Estos nutrientes son las proteínas, los carbohidratos y las grasas, además de vitaminas y minerales.
Las grasas saludables son clave para la salud del corazón, así que asegúrate de que en tu cocina nunca falte el aceite de oliva, mejor si lo utilizas en crudo. Alimentos como los frutos secos o el aguacate también son buenos ejemplos de este tipo de alimentos. Por otro lado, las proteínas desempeñan un papel clave a la hora de mantener los músculos en buen estado, pero este macronutriente también realiza otras funciones importantes, como la de transportar oxígeno por todo el cuerpo. Es por eso que siempre deberías garantizarte un correcto aporte de proteínas en tu dieta y estar atenta a estos síntomas que indican que podrías sufrir déficit.
Pescados blancos (rape, merluza o lenguado), huevos y carnes con poca grasa (pavo, conejo o pollo) son buenas fuentes de proteína y siempre deberían estar en tu lista de la compra. Por otra parte, legumbres, pasta, arroz y patata son carbohidratos saludables que te brindarán la energía necesaria para todo el día.
Si quieres llevar una dieta saludable, deberías reducir el consumo de ultraprocesados (de vez en cuando puedes darte un capricho, pero que no sea lo habitual), mantequillas y margarinas, bollería industrial y embutidos como el chorizo, lomo embuchado o bacon. Además de quitar estos alimentos de tu dieta (o al menos, reducirlos al máximo), puedes poner en práctica pequeños trucos que marcan la diferencia. Por ejemplo, reducir el sodio de tu dieta utilizando más especias y menos sal, o sustituyendo el azúcar del café por canela.
En la galería te contamos 10 trucos para comer de manera más saludable, ¡fíchalos!
tracking