Revista Mía

Seis verduras que son más saludables cocinadas que crudas

Las hortalizas suelen ser más saludables cuando se consumen en crudo, pero con ciertos ejemplares sucede lo contrario.

Las verduras siempre deberían estar presentes en nuestra alimentación (del mismo modo que sucede con las frutas), pues son muy saludables y previenen el desarrollo de ciertas enfermedades. Aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. También forman parte de los alimentos más bajos en calorías, por lo que son ideales si lo que queremos es mantener el peso ideal o incluso adelgazar. Si bien se recomienda consumirlas en crudo (parte de sus nutrientes se pierden con la cocción), con ciertas hortalizas sucede lo contrario y es más aconsejable cocinarlas un poco.
La cocción hace que perdamos algunos nutrientes, como por ejemplo sucede con la vitamina C, que va reduciendo su contenido conforme va exponiéndose más y más al calor. Sin embargo, el proceso de cocción puede favorecer el efecto contrario: multiplicar la presencia de nutrientes de los alimentos. Eso sí, debemos tener en cuenta que el cocinado debe ser ligero. Es cierto que la cocción es uno de los métodos de cocción más saludables que existen, pero también puede suponer la pérdida de ciertos nutrientes si cocemos los alimentos durante un tiempo muy prolongado. Por eso, lo ideal es optar por métodos como el salteado o el horneado.
Lo mejor de las verduras es que son muy versátiles: puedes disfrutarlas al horno, en salteados o al vapor. La zanahoria, los tomates, los champiñones o las espinacas son ejemplos de hortalizas que mejoran su composición nutricional una vez las hemos cocinado, pues aumenta su contenido en ciertos antioxidantes muy beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, el tomate ve aumentado su contenido en licopeno, un antioxidante del que podemos beneficiarnos si tomamos unos deliciosos tomates verdes fritos (aunque un gazpacho o salmorejo típicos de verano también es muy saludable). En el caso contrario tenemos la cebolla, el ajo o los berros, que son mejores si los tomamos en crudo, pues de este modo no se dañan algunos componentes esenciales para la salud, como es el caso de la vitamina C.
A continuación, te damos 6 ejemplos de hortalizas que es mejor cocinar, aunque obviamente también son muy sanas si las consumimos en crudo.
tracking