Revista Mía

¿Intolerancia a la Lactosa?

La intolerancia a la lactosa (al azúcar de la leche) se produce por la falta de una enzima intestinal llamada lactasa. Los síntomas van...

La intolerancia a la lactosa (al azúcar de la leche) se produce por la falta de una enzima intestinal llamada lactasa.  Los síntomas van desde la distensión abdominal, exceso de gases, náuseas, diarrea, hasta calambres abdominales. La lactosa  se encuentra en casi todos los productos lácteos y se disocia  mediante la enzima lactasa en el intestino delgado en sus componentes glucosa y galactosa, sustancias que pueden ser asimiladas sin problemas por el organismo. En las personas que carecen de la enzima lactasa o la generan en cantidad deficiente el azúcar de leche no digerido llega hasta el intestino grueso y fermenta por las bacterias: se producen gases y ácidos orgánicos (sobreacidez) y todos los demás síntomas (flatulencia, diarrea y espasmos intestinales). Se calcula que alrededor del 15 al 20% de la población europea sufre de intolerancia al azúcar de leche.
La intolerancia a la lactosa se manifiesta, de una persona a otra, de forma diferente, por lo que la dieta debe ser personalizada. Sin embargo, los yogures y los quesos suelen tolerarse mejor, ya que en el proceso de fermentación del yogur y en el coagulado del queso la lactosa prácticamente desaparece.En el mercado hay ya leche, yogur y queso sin lactosa. No obstante, lee las etiquetas de los alimentos, porque la lactosa está presente en los purés de patatas, galletas, ketchup, chocolates...
Contenido de lactosa por 100 gramos:
Leche entera, 5,0 g
Chocolate de leche, 9,5 g
Leche condensada, 9,5 g
Helado de leche, 7,0 g
Yogurt, 4,7 g
Crema de leche, 4,5 g
Queso fresco, 3,5 g
Queso curado, 1,0 g-3,5 g
tracking