Revista Mía

Pollo al estragón

Si te gusta el pollo, una receta sencilla, ligera y muy sabrosa es este plato de pollo al estragón ideal para tus menús semanales. Se guisa a fuego lento y se sirve con una guarnición de arroz cocido.

La pechuga de pollo es uno de los ingredientes que siempre tenemos a mano en la nevera y no siempre sabemos cocinarla de manera sabrosa y diferente. Si quieres conservarlas más tiempo, compra bastantes pechugas (6 o 7) envuélvelas una a una con film transparentes y congélalas. Así podrás coger sólo las que vayas a necesitar y podrás tener el resto congeladas para cuando las necesites. La ventaja que presenta es que puede cocinarse de muchas formas distintas y si además le aplicas la técnica correcta, te quedarán jugosas y llenas de sabor. Para esta receta utilizamos un poco de nata líquida, caldo de pollo y champiñones frescos, un acierto asegurado ideal para cualquier almuerzo familiar.
Aunque las adquieras ya preparadas y limpias en la carnicería, asegúrate de limpiar bien las pechugas de pollo en casa eliminando los restos de grasa. Para ello, utiliza un cuchillo pequeño y afilado. Sigue nuestras indicaciones para que el guiso te quede perfecto.

Trucos para el pollo al estragón

  • La mejor guarnición para este plato es un poco de arroz blanco cocido. Prepara una olla con abundante agua salada y cuece 200 g de arroz de grano largo 18 minutos exactos. Escúrrelo bien y sírvelo de acompañamiento. 
  • Puedes aligerar el plato utilizando leche semidesnatada en lugar de nata, así tendrá bastantes menos calorías y grasas. Para que te quede espesito, tendrás que diluir dos cucharaditas de maicena en la leche antes de calentarla y hacer la salsa.
  • Igualmente puedes preparar el guiso utilizando nata vegetal para tener una versión light, en este caso la mejor opción sería la de soja para que no le aporte un sabor diferenciador.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 45 min
  • Tiempo de cocción 15 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 250 g de champiñones
  • 250 ml de nata líquida
  • ½ vaso de caldo de pollo
  • 50 g de mantequilla
  • Estragón fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Lava las pechugas de pollo y sécalas

Limpia las pechugas eliminando los restillos de grasa y las partes duras

Corta las pechugas de pollo en trozos pequeños con ayuda de un cuchillo bien afilado y sazónalos con sal y pimienta

Limpia los champiñones eliminando los posibles restos de tierra, lávalos y sécalos con un paño limpio de algodón

Córtalos en láminas finas, y pela y pica finamente la cebolla

Rehoga la cebolla 5 minutos en una sartén grande con 2 cucharadas de aceite de oliva bien caliente y añade un poco de sal

Agrega el pollo y cocínalo a fuego vivo 5 minutos hasta que quede bien dorado por todas partes

En una cazuela aparte, derrite la mantequilla y rehoga los champiñones un par de minutos

agrega poco a poco la nata líquida y el caldo de pollo

Deja cocinar la salsa a fuego lento un par de minutos y sazona al gusto

Lava y seca el estragón con papel absorbente y pícalo finamente antes de añadirlo a la crema de nata y champiñones

Termina el guiso incorporando el pollo y la cebolla a la cazuela removiendo para que todo quede bien integrado

Rectifica de sal si fuese necesario

tracking