Revista Mía

Las mejores patatas gajo para guarnición

Olvídate de comprar patatas congeladas y prepáralas en casa, verás que es mucho más fácil de lo que pensabas.

Las patatas fritas es una guarnición que nunca falla, están buenísimas, son económicas, combinan perfectamente con carnes y pescados, y además gustan a todos. El inconveniente es que además de la fritura, a veces incluso las compramos congeladas porque son mucho más rápidas de preparar, lo que hace que sea una opción muy poco saludable, más aún si hacemos un consumo habitual.
Para ello te damos la opción de preparar en casa tus propias patatas gajo, te quedarán crujientes por fuera, blanditas en el interior, y con un sabor al que no podrás resistirte. Lo más importante es el aderezo y la cocción en el horno con unas gotas de aceite de oliva. Después será tan sencillo como llevarlas a la mesa en una fuente de servicio para acompañar tus recetas de carne y pescado. Pruébalas con esta salsa de queso y sírvelas como aperitivo.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 30 min
  • Tiempo de cocción 30 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 500 g de patatas

    1 cucharadita de orégano

    ½ cucharadita de pimienta negra recién molida

    1 cucharadita de ajo en polvo

    1 cucharadita de cebolla en polvo

    1 cucharadita de sal

    1 cucharada de harina

    Aceite de oliva

Elaboración

Patatas gajo

Patatas gajo

Precalienta el horno a 200ºC. Lava las patatas, sécalas y córtalas a la mitad a lo largo. Vuelve a cortar en dos mitades, y esas dos mitades en otras dos de forma que obtengas bastantes gajos de una sola patata.

Mezcla las especias, el orégano, la sal y la harina en un cuenco, añade las patatas y remueve hasta que queden impregnadas de la sazón.

Forra la bandeja del horno con papel vegetal y coloca las patatas. Riégalas con unas gotas de aceite y hornéalas 20 o 30 minutos hasta que queden tiernas.

tracking