Revista Mía

Polos saludables de mango, frambuesa y yogur

Nada mejor para las meriendas de verano que unos polos refrescantes, estos de fruta con yogur te encantarán.

La combinación entre frutas y yogur es siempre un acierto, y es que ya sea en batidos, en bowls con cereales o en forma de helado son siempre combinaciones riquísimas.
Sobra decir que los polos son uno de los mejores postres que podemos tomar en verano, son fresquitos, están buenísimos, y además al tenerlos en el congelador ya preparados, podemos comerlos cuando más nos apetezcan. Lo mejor de todo es que estos polos son súper saludables y es que ¡no contienen nada de azúcar! Además si los preparas con yogur griego, te quedarán muy cremosos.

¿Cómo hacer que los polos queden cremosos?

Además de añadir el yogur griego, para que los polos te queden cremosos es vital el proceso de congelación. La forma de hacerlo es sacando la mezcla del congelador cada 15 minutos, remover, y volver a congelar de forma que el helado no se cristalice. Una vez finalizado el proceso, podrás dejarlos tranquilamente en el congelador varias semanas y tomarlos cuando más te apetezcan.

¿Puedo hacer los polos con otras frutas?

Como esta receta es tan básica, podrás utilizar tus frutas favoritas siguiendo el mismo proceso que verás a continuación con el mango y las frambuesas. Y si además quieres un postre 100% vegano, sólo tendrás que sustituir el yogur griego por tu bebida vegetal favorita. Te garantizamos que el resultado te encantará.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción -
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 300 g de mango
  • 300 g de frambuesas
  • 300 g de yogur griego
  • 1 cucharada de sirope arce

Preparación

Lava las frambuesas y viértelas en un cazo pequeño

Agrega el sirope de arce y dos cucharadas de agua y lleva a ebullición sin dejar de remover

Una vez haya empezado a hervir, aparta el cazo del fuego y deja que las frambuesas se enfríen

Pela el mango con un cuchillo bien afilado, extrae la pulpa y retira la semilla

Coloca la pulpa en el vaso de la batidora y tritura hasta obtener un puré

Reserva el puré en la nevera

Tritura la compota de frambuesas y pasa el puré por un colador fino de manera que te quede una salsa lisa y homogénea

Congela el puré de mango 15 minutos, retíralo del congelador, remueve con un tenedor, y vuelve a congelar 15 minutos más

Repite el proceso 4 veces y haz lo mismo con el puré de frambuesa hasta que obtengas 2 helados cremosos

Congela el yogur griego siguiendo el mismo proceso de los 15 minutos si quieres que te quede bien cremoso, de lo contrario, te quedarán cristales de hielo en la parte de yogur y el resultado no será el mismo

Rellena el fondo de los moldes para polos con el helado de mango, agrega encima el yogur y congélalos 15 minutos

Por último, añade el helado de frambuesa, coloca los palitos, y reserva los polos en el congelador hasta el momento de servirlos

Quedarán buenísimos si al sacarlos del congelador los pasas por crocanti de almendra o virutas de chocolate

tracking